La directora del Ivace oculta su sueldo a la Intervención General

La directora general del Ivace, Júlia Company/Damián Torres
La directora general del Ivace, Júlia Company / Damián Torres

El auditor público afea a Júlia Company que omita en las cuentas los 65.280 euros que cobró, al año de devolver 11.000 euros por un plus indebido

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

Nueva llamada de atención a la directora general del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), Júlia Company, por parte de la Intervención General de la Generalitat a cuenta de su sueldo público. En esta ocasión, por no incluir en las cuentas correspondientes al ejercicio 2018 la información sobre el importe de los sueldos, dietas y remuneraciones de cualquier clase que percibió.

En el informe anual de auditoría donde revisa y verifica las cuentas del antiguo Impiva, formuladas por la propia Company, desde la Intervención General señalan esa «omisión de información» como única salvedad a su opinión favorable acerca de que esas cuentas expresan la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Ivace.

Al respecto, el órgano fiscalizador precisa que Júlia Company, mano derecha del conseller Rafael Climent, percibió una retribución salarial de 65.280 euros en 2018.

El Ivace, en su página web, detalla que su directora cobró 56.504 euros en concepto de sueldo y complementos y 7.910 euros por la indemnización por cambio de residencia.

El hecho de dejar fuera de las cuentas anuales esos datos, de carácter público, resulta llamativo teniendo en cuenta que un reproche previo de la Intervención sobre la percepción de ese complemento por residencia reservado a altos cargos de la administración de la Generalitat derivó, hace un año, en la devolución de 11.000 euros que Company percibió por esa vía.

La directora del Ivace, de Compromís, reintegró esos fondos cinco días después de recibir un informe de la Intervención General de la Generalitat en el que instaba a reclamar esos complementos, revelado por LAS PROVINCIAS, el segundo en el que los auditores públicos cuestionaban que percibiera ese plus de unos 660 euros mensuales.

El primero aludía al ejercicio 2016, cuando la dirigente del Ivace, de Compromís, dejó de ser directora general de Industria y perdió así la condición de alto cargo de la administración de la Generalitat, de acuerdo con el decreto sobre el sector público instrumental que entró en vigor por esas mismas fechas.

Reintegro de fondos

En su segundo informe, relativo a 2017, la Intervención volvió a cuestionar la retribución percibida por Júlia Company e instó a exigir el reintegro de las cantidades indebidamente percibidas, y fue entonces cuando Company decidió devolver los 11.000 euros percibidos desde agosto de 2016, cuando pasó el testigo de la dirección general de Industria al socialista Diego Macià.

Tanto la directora del Ivace como la vicepresidenta Mónica Oltra insistieron en su día en que «no hubo mala fe» en la percepción de ese complemento, al entender que le correspondía al haber sido nombrada como alto cargo. En la misma situación estaba el catedrático ilicitano Salvador Palazón, director general de la Agència Valenciana d'Avaluació i Prospectiva (AVAP), que mostró su disposición a devolver la cantidad que le indicasen y acabó dejando el cargo para reincorporarse a la Universidad de Alicante.

Los socios del Botànic trataron de zanjar la controversia sobre ese plus con una modificación del decreto sobre el personal directivo del sector público instrumental aprobado hace dos años para que, por acuerdo del Consell, quienes ocupan esos puestos tengan también la consideración de alto cargo de la administración de la Generalitat y, como tal, tengan derecho a ese plus por cambio de residencia habitual.

En la práctica, el cambio pactado hace un año permitió a Júlia Company volver a cobrar ese complemento de 660 euros al mes, algo más de 7.910 euros anuales, como consta en la remuneración publicada en la web del Ivace, pero omitida en las cuentas sometidas al escrutinio de la Intervención General.