La Diputación, obligada a dar de alta a siete becarios como personal laboral

CC OO denunció ante la Inspección de Trabajo que ejecutan las labores propias de un funcionario bajo las condiciones de unas prácticas formativas

L. P. C.

valencia. Siete personas becarias del Servicio de Comunicación y Relaciones Exteriores de la Diputación de Valencia fueron dadas de alta en la Seguridad Social tras detectar la Inspección de Trabajo «fraude de ley y abuso de derecho, con un supuesto de relación laboral encubierta». Según CC OO, estaban dadas de alta en la cuenta de la Seguridad Social establecida para las personas becarias, que sirve de cotización para una futura pensión pero no incluye la prestación por desempleo.

El informe de Inspección, según el sindicato, recoge un «cúmulo de irregularidades», como que estas personas «no tienen programa formativo» ni «criterios de evaluación medibles». Esto fue lo que empujó al sindicato a denunciar ante la autoridad laboral que «son personas que ya finalizaron sus estudios y que cubren puestos de trabajo que corresponderían a funcionarios». Por ello, demandaron que «deben tener todos los derechos sobre el salario, jornada, permisos y vacaciones reconocidos a los trabajadores y trabajadoras» de la Diputación.

Aunque la Inspección determinó que estas becas, que podían durar hasta 36 meses y que consistían en jornadas de 30 horas semanales, en realidad son «una relación laboral encubierta», desde CC OO señalan que la Diputación podría recurrir.

Desde el sindicato apuntan que su intención es reunirse con el presidente de la Diputación, Toni Gaspar, «para regular las nuevas becas que se publicaron recientemente». «No estamos en contra de estas prácticas formativas, pero si detectamos este tipo de fraudes debemos denunciarlos», señala la secretaria de Formación y Empleo de CC OO-PV, Ana García, quien añade que «no podemos decir que tenemos un empleo de calidad y por otro lado abusar».