La desaceleración eleva el paro de la Comunitat en 1.897 personas en el peor febrero desde 2013

La afiliación frena su crecimiento al registrar 2.274 nuevas altas, menos de la mitad que en el mismo mes del año pasado

ELÍSABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

La denominada desaceleración económica sigue mostrando sus efectos en los indicadores del paro y afiliación. El número de parados subió en 1.897 personas en la Comunitat, lo que se traduce en el peor mes de febrero desde 2013, cuando el incremento fue de 6.937 desempleados. Con esta subida del 0,51% respecto a enero, el número total de parados se sitúa en 375.397 en la región, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En términos interanuales, bajó en 17.397, un 4,43% menos.

Por lo que respecta a los afiliados en el pasado mes, la Comunitat registró 2.274 nuevas altas. Esto supone un frenazo al crecimiento en este segmento, puesto que se afiliaron menos de la mitad de los que lo hicieron en febrero de 2018, cuando los nuevos registros en la Seguridad Social ascendieron hasta las 5.841 personas. Por otro lado, en el mes de febrero se realizaron 141.280 contratos en la Comunitat, 24.749 menos que en el mes de enero -un 14,91% menos-. Sin embargo, llama aún más la atención el dato interanual, ya que en los últimos doce meses el número de contratos ha descendido en 3.457 (-2,39%), mientras que en el conjunto de España ha crecido un 1,59%. De las 141.280 contrataciones, 17.042 son indefinidas y las 124.238 restantes temporales.

La explicación de estas cifras se encuentra en el contexto de ralentización económica. La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) explica que, pese a que los registros corregidos de efectos estacionales muestran una disminución del paro, los datos brutos «confirman claros signos de ralentización». Por su parte, según el Responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research y profesor de Economía en la Universidad de Valencia, Rafael Doménech, la Comunitat «ha venido experimentado en los últimos meses una desaceleración de la afiliación generalizada por sectores destacando sobre todo comercio y hostelería, pero también actividades profesionales, servicios públicos y manufacturas»

En ese sentido, Doménech afirma que pese al freno registrado respecto a febrero de 2018, la afiliación sigue evolucionando a tasas de alrededor del 3,5%, «muy por encima» del promedio nacional. «Por lo tanto, en un contexto de desaceleración de la actividad económica, los datos de afiliación siguen siendo bastante favorables», apostilla.

Según analizan desde la patronal valenciana, los factores estacionales en la agricultura explican el aumento del paro en este sector en las provincias de Valencia y Castellón. En concreto, esta actividad sumó 428 desempleados nuevos, hasta los 13.388. Así, la agricultura se posiciona como el tercer colectivo donde más parados se registraron.

En el macrosector servicios, se registraron 868 desempleados más, hasta los 259.809. Los factores estacionales también influyeron en el aumento de Valencia y Castellón. El resultado conjunto es que mientras el paro en el sector servicios retrocede en media nacional, en la Comunitat anota un incremento.

Lo mismo ocurre en el sector industrial, con 241 parados más, hasta los 50.225. La subida del paro en la provincia de Valencia y, en menor medida, en Castellón, no han podido ser compensadas por la caída en Alicante. Por otro lado, el grupo de personas sin empleo anterior, que sumó 682, se sitúa en un total de 23.867 parados en la Comunitat.

El sector de la construcción continúa siendo el más dinámico de la economía valenciana y registró una caída del paro de 322 personas. Al igual que en la media nacional, pero con menor intensidad, el desempleo en esta actividad bajó en todas las provincias hasta los 28.108 parados.

Por último, habría que añadir que en España, el paro subió en 3.279 desempleados (+0,1%), su peor febrero también desde 2013. Así, el volumen total se sitúa en 3.289.040. No obstante, en los últimos doce meses, el desempleo se recortó en 181.208 personas, con un ritmo de reducción interanual del 5,22%.

Más