David contra los Goliat de la telecomunicación

La startup valenciana acaba de conseguir una inversión de un millón de euros y en menos de un año ha multiplicado por diez su facturación | Kenmei Technologies, fundada en 2018, se dedica al análisis de redes móviles y ya compite con gigantes como Huawei

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

valencia. Nació hace apenas un año y ya pelea contra gigantes de la telecomunicación como Huawei, Nokia y Ericsson. Y, además, lo hace con entusiasmo. «Miro atrás y pienso que es una locura lo que hemos hecho. Hemos dejado nuestros trabajos estables y nos hemos metido en esto, pero la verdad es que por el momento va bien», confiesa el director general de Kenmei Technologies, Vicent Soler, al hablar de cómo surgió esta startup valenciana, especializada en inteligencia artificial y automatización de redes móviles.

Fue en 2018 cuando Soler, junto a sus socios Javier López y Javier Grau, decidieron hacer realidad su proyecto y se lanzaron a la piscina. Ahora, López es responsable del departamento técnico y Grau jefe de operaciones. Con un año de vida, la compañía acaba de cerrar una ronda de financiación de un millón de euros con las firmas de capital riesgo GoHub Ventures, el vehículo de inversión de Global Omnium, y R2 Seed Investments.

En concreto, los tres son ingenieros de telecomunicación y tienen más de 15 años de experiencia en el sector. «Nos conocemos desde la universidad, lo que es una ventaja a nivel de empresa porque somos socios que nos conocemos bien», explica Soler. A esto hay que añadir otra aventura empresarial anterior, Ingenia Telecom, la compañía que fundaron en 2008 y que vendieron en 2014 a una empresa francesa. «Teníamos puestos de responsabilidad en una gran empresa pero nos faltaba algo más. Teníamos despertado el espíritu emprendedor y vimos una oportunidad en el sector aprovechando la llegada del 5G y la revolución del 'big data', por lo que nos lanzamos a la piscina los tres», recuerda Soler.

Los fundadores de la firma dejaron sus respectivos trabajos para probar suerte con su idea

Desde su creación en mayo del pasado año, el crecimiento de la firma ha sido meteórico. La oficina empezó con cinco personas y ahora son 30. Además, han multiplicado por diez la facturación, según indica Soler. «Cuando empezamos, teníamos nuestros altibajos y fuimos moldeando y rectificando el proyecto. También es verdad que el bagaje previo de experiencia es una ventaja frente a otras compañías de reciente creación», señala.

La compañía proporciona análisis de datos de redes móviles mediante el uso de algoritmos de inteligencia artificial, permitiendo a los operadores móviles automatizar parte de las operaciones de red. En concreto, su producto ha sido seleccionado por la revista Analytics Insight como una de las diez mejores soluciones de automatización en 2019.

«Automatizamos tareas de red que nos permiten identificar problemas, tendencias y predecir el tráfico futuro. Por ejemplo, a día de hoy los operadores tienen miles de antenas desplegadas y analizar qué les ocurre a cada una de ellas es muy complicado, por lo que hay que automatizar para determinar posibles causas de error», explica Soler.

En ese sentido, destaca que la llegada del 5G supone añadir otra red más, con lo cual el sistema se vuelve aún más complejo y es ahí donde la empresa valenciana vio su nicho de mercado. Ahora, con la nueva ronda de inversión, Kenmei Technologies podrá acelerar el desarrollo de su producto para integrar completamente la nueva tecnología 5G y evolucionar los casos de uso existentes en redes 4G.

«Nuestros competidores son las multinacionales del sector, grandes proveedoras de infraestructura de redes móviles como Huawei, Nokia y Ericson. La forma de entrar en el mercado es relativamente sencilla; aportando valor al cliente e innovando constantemente. Nosotros como empresa tenemos la capacidad de adaptarnos a sus necesidades. En ese sentido, como pyme, tenemos más flexibilidad que una multinacional a la hora de reaccionar ante cualquier petición o eventualidad», añade el empresario.

Del mismo modo que Soler destaca las virtudes de una compañía de pequeño tamaño, no olvida las dificultades a las que se enfrenta. «Gestionar una 'startup' no es fácil, te encuentras con muchos problemas constantemente. Tampoco es barato. No obstante, la ventaja en Valencia es que hay un potente ecosistema con actividad. Hay una red de ayuda y aceleración que posiciona a Valencia como una ciudad atractiva», indica el CEO de esta pequeña -pero fuerte- compañía que está haciéndose hueco entre los Goliat del sector.

Más