Cristina del Campo: Hora de pasar a la acción

Cristina del Campo: Hora de pasar a la acción

La nueva directora general de AINIA asume el mando del instituto del sector agroalimentario tras nueve años en la entidad que coordina la red de estas instituciones

Á. M.

La ingeniera Cristina del Campo asume la dirección general del instituto tecnológico agroalimentario Ainia, después de diez meses desarrollando su actividad como directora general adjunta del centro, al lado de Sebastián Subirats, que se jubila del cargo después de 30 años. «Hemos hecho una transición muy serena y muy tranquila», destaca la ejecutiva, «y he podido descubrir las tres patas de la organización, que son las personas, las tecnologías y el mercado».

Su principal reto es pasar de desarrollar tareas de lobby, como las que llevaba a cabo en la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (Redit), a la acción pura y dura de un instituto tecnológico formado por empresas y administraciones que desarrollan proyectos. De hecho, la entidad tiene a gala que su ocupación se centra en la I+D, los ensayos de laboratorio, los servicios industriales y la formación, además de la expansión a mercados y sectores, junto al desarrollo de tecnología.

«Me siento muy privilegiada porque ha sido un proceso muy bonito. No preferiría estar en ningún otro sitio», asegura. La directiva quiere dar continuidad a la estrategia de expansión iniciada en los últimos años por Ainia y de la que conocía hasta ahora sólo su reflejo desde el exterior.

Y es que, este proceso ha impulsado la colaboración con otros institutos, pero también su capacidad competitiva. «Por ejemplo, no puedes trabajar en un envase sin un profundo conocimiento de los productos para los que irá destinado. En ese caso, ya hay una alianza con Aimplás (el instituto para el envase y el embalaje). No renunciamos a la competitividad, pero siempre con una voluntad de entablar alianzas», asegura.

Del Campo es ingeniera industrial con una doble titulación por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSII) de Bilbao y la École Nationale Supérieure d'Arts et Métiers (ENSAM) de París, Máster en Gestión de la Innovación por la Universidad Católica de Valencia y PDD Promociona por Esade. Antes de su incorporación a Ainia ejerció durante nueve años como directora de Redit y, previamente, desempeñó cargos de diferente responsabilidad en el sector industrial y de consultoría.

«En el corto plazo estamos centrados en el Presupuesto para 2020, pero nos encontramos también inmersos en un plan estratégico desde 2017 al que damos continuidad para capitalizar otros sectores e internacionalizar nuestros servicios», incide. Más a largo plazo, existen unas apuestas estratégicas que pasan por la biotecnología en sus diferentes vertientes, como la aplicada a la agroalimentación, la protección medioambiental o la salud y la cosmética. También se está impulsando la agricultura de precisión, por ejemplo con el uso de drones para el control de los cultivos que faciliten la toma de decisiones.

En la actualidad, Ainia cuenta con 750 empresas asociadas y más de 1.500 clientes anuales, con los que cerró el ejercicio 2018 con unos ingresos totales que superaron los 14,8 millones de euros, de los que el 72% proviene de contratación con empresas. A lo largo del último ejercicio, ha desarrollado un total de 184 proyectos de I+D+i en cuatro grandes líneas de actividad: alimentación y salud, calidad y seguridad alimentaria, sostenibilidad y economía circular y fabricación avanzada e industria 4.0.

Además, el centro realizó 200.000 ensayos analíticos y se procesaron 57.000 muestras de producto. También se realizaron 428 actuaciones y estudios con consumidores. En cuanto a la formación, se impartieron un total de 1.583 horas de formación especializada a 1.329 profesionales procedentes de 997 empresas. En los próximos meses, su principal objetivo será orientar el Plan de actividades y presupuesto para el ejercicio 2020, con una visión que integre todas las capacidades de la organización, y que sirva para definir las futuras líneas estratégicas.