El Consell subvenciona el ganado para evitar incendios

Un ganado de ovejas pastorea en el monte, alimentándose de plantas bajas. / lp
Un ganado de ovejas pastorea en el monte, alimentándose de plantas bajas. / lp

Los ganaderos podrán beneficiarse de 130 días de pastoreo en las zonas que se señalen y cobrarán por la labor de guía de los animalesAgricultura pagará para que las reses reduzcan la biomasa

V. LL. VALENCIA.

La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente concederá ayudas al pastoreo en zonas forestales para que los animales se alimente del sotobosque, reduciendo así el exceso de biomasa y contribuyendo a prevenir y evitar incendios.

Los trabajos auxiliables podrán cubrir hasta 130 días de pastoreo, en las zonas que se señalen en cada caso, entre los meses de octubre a junio del siguiente año. Los ganaderos podrán recibir hasta el cien por cien del coste de las tareas de guía y pastoreo de los rebaños, o de los gastos necesarios para mantener controlados los animales en determinados espacios, así como hasta el 30% de los gastos de desbroce para preparar accesos.

La Orden de la conselleria que establece las bases de estas ayudas señala que «hoy nos encontramos con un entorno forestal muy propenso a los incendios, en el que los medios de extinción están alcanzando techos de efectividad». Por ello «resulta indispensable dirigir la atención hacia otras labores preventivas que colaboren a disminuir los riesgos». En ese contexto se considera que «el pastoreo extensivo ordenado puede constituir una herramienta complementaria más para la prevención de incendios forestales». El objetivo esencial que se busca es el control de la vegetación natural en zonas estratégicas ligadas a la prevención del fuego, como áreas de cortafuegos, pistas. Los animales se alimentan de las plantas herbáceas y arbustivas, reduciendo así la cantidad de biomasa acumulada, cuyo excesiva concentración constituye el principal foco de expansión del fuego.

La normativa establece un máximo por hectárea de una res de ganado ovino y equino, o cuatro de ovino y caprino.

Durante décadas pasadas, la Administración desoyó las innumerables peticiones de que se procediera a 'limpiar' el monte para evitar incendios y que se propiciara el pastoreo. La gran excusa durante décadas fue que acciones de ese tipo atentaban contra la biodiversidad. Hoy, en cambio, la fuerza de la evidencia obliga a considerar oficialmente que «el pastoreo constituye una práctica agro-forestal sostenible para reducir los riesgos de incendio mediante el control del desarrollo de la vegetación». Ya era hora.

 

Fotos

Vídeos