Cristina Plumed, confianza reafirmada

Cristina Plumed, confianza reafirmada
cristina plumed

La valenciana, que es una de las principales interlocutoras en pelear por el despegue de Parc Sagunt, renueva su cargo en la patronal comarcal Cristina Plumed Presidenta de Asecam y miembro de CEV y CEOE

E. RODRÍGUEZ

La comcarca del Camp de Morvedre, con Sagunto como capital, se caracteriza por haber sido una de las zonas valencianas con mayor peso industrial, con factorías como ArcelorMittal y Lafarge, así como la extinta planta de Galmed. Al frente de las reivindicaciones de las compañías de la demarcación está Cristina Plumed, de 38 años, que esta semana ha renovado su cargo como presidenta de la Asociación de Empresarios del Camp de Morvedre (Asecam) tras llevar al frente desde el 6 de junio de 2013.

Plumed ha sido una de las principales interlocutoras en pelear por cuestiones primordiales para los empresarios de la comarca, como Parc Sagunt. Entre sus estudios, destaca su diplomaturaa en Ciencias Empresariales por la Universidad de Valencia, además de haber cursado estudios de Organización de Eventos en la Escuela Internacional de Protocolo de Valencia. Actualmente está cursando el MBA Executive de EDEM.

Emprendedora y empresaria, profesionalmente empezó su andadura en el mundo empresarial a los 18 años en la empresa familiar Transportes y Excavaciones Pérez Plumed, S.L., dedicada al sector de transporte y movimiento de tierra, hasta llegar a asumir cargos de responsabilidad en la actualidad como administradora-gerente. Además, en 2010 puso en marcha Tu Alegoría, S.L., una empresa de organización de eventos en la que ha hizo un paréntesis para poder dedicar más tiempo a su familia y a su cargo como presidenta de Asecam.

Además de representar al tejido empresarial de la comarca en distintas comisiones e instituciones tanto públicas como privadas también es miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación Empresarial de la Comunitat (CEV) y Vocal de la Asamblea de CEOE.

«Llevo seis años y ahora me quedan otros dos. Cuando entré a la asociación éramos solo 37 asociados y la asociación necesitaba revitalizarse y la verdad es que sí que se ha conseguido», señala Plumed al hacer balance de su etapa al frente de la patronal comarcal. «Además, hemos crecido. Se nota el despegue de Sagunto y de la economía. Parc Sagunt ha sido muy importante y Mercadona un revulsivo muy interesante», añade la empresaria.

Por lo que respecta a Parc Sagunt II, Plumed indica que las parcelas no están organizadas todavía. «Con toda a burocracia pendiente, no creo que Parc Sagunt II esté en un corto plazo», admite Plumed, que añade que dicha ampliación permitiría contar con cinco millones de metros cuadrados más.

Otra de las reivindicaciones defendidas por Plumed es el Corredor Cántabro-Mediterráneo. «Cuando acabe, será necesario continuar porque desde la propia CEV ya intuimos que se va a quedar corto por las nuevas empresas que han venido. Pedimos más inversión para ese corredor», explica y añade «otra reivindicación es el acceso norte al Puerto», que conectaría con Sagunto.

Por lo que respecta a su desempeño en la CEV, la emprendedora destaca que están en vías de aprobar un código de buen gobierno nuevo. «La verdad es que fue una alegría porque creo que la CEV ha empezado una etapa muy interesante y apasionante. Ha conseguido algo muy importante que es unir a los empresarios de los tres territorios. Era necesario cambiar los estatutos y el código de buen gobierno», valora.

Plumed es también una de las mujeres pioneras en romper el denominado techo de cristal en el empresariado valenciano, aunque asegura que nunca tuvo dificultades para ello. «Lo llevo muy bien, empecé en la junta directiva de la CEV provincial y sólo éramos cuatro o cinco mujeres y la verdad es que nunca me han tratado de forma diferente», afirma.

No obstante, reconoce que la representación en organismos como la patronal, exige un tiempo extra diario que se antoja complicado de asir. «Conjugar el papel en nuestras empresas y en la representatividad social exige mucho. Muchas veces las trabas nos las ponemos nosotras pensando que no lo podemos hacer, por lo que esto es un paso al frente que puede motivar a otras mujeres a darlo también», indica con optimismo la empresaria.