La Comunitat gasta en innovación tres cuartas partes que el resto de España

El menor peso del sector industrial en el tejido productivo y el dominio de las pequeñas empresas explican el menor nivel de inversión

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

valencia. La innovación sigue siendo una asignatura pendiente para la Comunitat, cuyo esfuerzo inversor es un 23% inferior al del resto de España, una diferencia que en el caso de las empresas se dispara al 36%. Esta es la realidad que refleja el informe 'Esfuerzo Innovador de la Comunitat Valenciana', elaborado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) en el marco del quinto Foco AVE, que cada trimestre lanza un estudio distinto.

Este dato hace referencia a la cantidad dedicada por cada región respecto a su Producto Interior Bruto (PIB) y, según indica el informe, en los últimos años la brecha entre la Comunitat y la media estatal se ha acortado, pero no ha sido suficiente para colocarse al mismo nivel. Pero, ¿por qué la región valenciana invierte menos que otras autonomías en I + D? El director adjunto de investigación del Ivie, Joaquín Maudos, señala que son dos los factores principales que lo explican: la estructura de su tejido productivo, con menor peso industrial, y el tamaño de las empresas.

«En el sector servicios se suele invertir menos, mientras que el manufacturero es el que más lo hace. En la Comunitat, el turismo pesa más, de ahí que la ratio de las empresas sea menor», afirma Maudos, quien añade que el peso de la gran empresa en la Comunitat «es menor que en la media nacional», lo que determina el esfuerzo inversor, puesto que las «pymes invierten menos» por regla general.

País Vasco, Navarra y Madrid encabezan el ranking de las autonomías con mayores desembolsos

En ese sentido, el informe destaca que el 11,1% de las empresas de media y alta tecnología que hay en España son de la Comunitat -547 empresas-. Sin embargo, su inversión en I+D+i representa el 5,2% del total de España. Cabe añadir que desde el inicio de la crisis en 2008, la caída del esfuerzo innovador ha sido inferior a la media nacional, lo que ha permitido acortar de 0,7 a 0,4 puntos porcentuales la brecha que le separa de España.

La innovación y la pobreza

El informe indica que hay una correlación entre el esfuerzo inversor en innovación y la riqueza de una región. «Somos más pobres que la media y la productividad es cuatro puntos más baja que la media estatal. Eso casa con que el esfuerzo innovador sea menor que la media. Si queremos ser más productivos y tener mayor nivel de vida, hay que invertir más en I + D», explica Maudos.

Así, con la información más reciente disponible referida a 2016, País Vasco, Navarra, Madrid y Cataluña encabezan el ranking de productividad por ocupado, siendo estas mismas cuatro autonomías las que realizan un mayor esfuerzo innovador. En ese contexto, la Comunitat presenta una productividad del trabajo un 4,3% inferior a la del total del país.

 

Fotos

Vídeos