La Comunitat encabeza los embargos en el primer trimestre

R. E. / EP

valencia. La Comunitat encabezó en el primer trimestre el número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas, con un total de 2.812, seguida de Cataluña (2.688) y Andalucía (2.453), mientras que País Vasco (120), Navarra (124) y Baleares (208) se situaron a la cola. Así lo recogen los datos que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recuerda que no todas esas ejecuciones terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En viviendas habituales, Andalucía es la primera, con 1.358, seguida de Cataluña (1.336) y la Comunitat (1.240), con Navarra (33), País Vasco (36) y Galicia (90) las últimas.

En España, el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 2.027 en el primer trimestre, un 3,6% inferior al trimestre anterior y un 53,3% por debajo del mismo periodo de 2017.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, subraya que 2018 empezó con una reducción importante del volumen de ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual, tanto interanual como en relación al último trimestre del año anterior.

Al respecto, señala que la gran mayoría de esos procesos afectan a hipotecas constituidas entre 2005 y 2008, especialmente en 2007, cuando los precios se encontraban en máximos. Además, según Font, las viviendas compradas en aquella época se depreciaron por debajo del valor de la hipoteca, de modo que la casa valía menos en el mercado que lo que se adeudaba al banco.

A su juicio, los importantes ajustes en estos datos de los dos últimos años «resultan esperanzadores», al tratarse de «un síntoma claro de la buena marcha del sector y de la recuperación de la economía de las familias frente a los impagos que se produjeron durante la crisis».