La compraventa de viviendas cae un 10% en la Comunitat por la nueva ley hipotecaria

La compraventa de viviendas cae un 10% en la Comunitat por la nueva ley hipotecaria

En muchos casos se han retrasado las operaciones por tener que adaptarse al nuevo sistema, lo que también ha supuesto un descenso del 9% nacional

E. MARTÍNEZ / J. M. CAMARERO / R. E.

MAdrid/Valencia. La compraventa de viviendas cayó un 10,3% en la Comunitat el pasado mes de junio en relación al mismo mes de 2018, hasta sumar un total de 6.252 operaciones, según la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se registró en la Comunitat con 159.

A escala nacional, el descenso fue del 9% en comparación con un año antes. Esto supone que ese mes se registraran un total de 40.961 operaciones inmobiliarias de viviendas urbanas, un 13,9% menos que las que se dataron en mayo, el peor junio en cinco años. Una de las razones principales que explican esta gran caída intermensual son los retrasos provocados por la puesta en marcha de la nueva Ley Hipotecaria, que comenzó a aplicarse oficialmente el 16 de junio.

Con el texto en vigor, los bancos tenían que adaptarse al nuevo sistema tecnológico para informar a los notarios y remitirles todos los documentos de los solicitantes de hipoteca, lo que ha provocado que haya habido operaciones retrasadas con la puesta en marcha de la Ley. Cuando la norma se aprobó en marzo ya indicaba la necesidad de que las entidades utilizaran las plataformas informáticas necesarias para realizar todos los trámites con total seguridad y garantía para el cliente. Los notarios disponían de una red, que es la más utilizada, aunque su uso no está obligado por ley.

La cifra es el peor resultado de los últimos cinco años, tras un ligero periodo de recuperación del sector

La premura de los tiempos para que la banca se adaptara al nuevo sistema llegó a provocar la intervención del Ministerio de Justicia, que dio un plazo de prórroga hasta el pasado 31 de julio, para que cada banco consiguiera acoplarse al sistema. Desde el 1 de agosto solo se permiten comunicaciones informáticas, y no a través de soportes físicos, como hasta ahora.

Ante este contexto, muchos bancos comenzaron a anticipar operaciones de compraventa al mes de mayo para salvar la nueva norma. Y otros retrasaron la operativa a su puesta en vigor, lo que ha derivado en este descenso estadístico de las compraventas de junio. El sector prevé que a partir de julio se recupere el ritmo en la compraventa de viviendas

Después de haber conocido además que el Banco de España alertaba en su último informe sobre viviendas en España de que los alquileres han aumentado su precio alrededor de un 50% de media en solo seis años, comparado con un incremento de 'solo' el 6,7% de las propiedades.

A pesar de ser una caída importante en el número de operaciones registradas, es menor a la que anunciaba este martes el Consejo General del Notariado, cuyos datos anunciaban un desplome del 18,9% respecto al mismo mes de 2018, hasta las 46.527 compraventas.