El cliente valenciano pagará intereses y la refacturación por el impuesto a las eléctricas de 2013

R. E. VALENCIA.

El Tribunal Supremo ha estimado parcialmente el recurso contencioso-administrativo presentado por Iberdrola España contra la orden que establece los suplementos territoriales en Cataluña, La Rioja, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valencia en relación con los peajes de acceso de energía eléctrica en 2013, según el Boletín Oficial del Estado.

En su fallo, el Supremo declara que la orden debió incluir el pago por parte del cliente de los intereses correspondientes a las cantidades pagadas a causa de este impuesto medioambiental y que no se contemplaron en su momento en las órdenes de peajes relativas al año 2013. También se deberá no incluir el coste de las refacturaciones que sea preciso realizar en aplicación de la misma.

Esta decisión completa la sentencia emitida en enero de 2017 y que establecía cómo las compañías energéticas podían revertir específicamente el impuesto en los clientes de la zona afectada y no en general en la factura de la de toda España. Los valores de cada uno de los suplementos territoriales ha significado en el bolsillo de los valencianos un alza del 0,065 euros al mes, a la que se sumará ahora esta nueva carga que se aplica sobre los usuarios que hubieran tenido contrato entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013.