Cebrián prevé tardar semanas en tener el informe de Abogacía que le blinde ante Lafarge

El pleno del ejecutivo autonómico ya ha aplazado dos veces una protección ambiental contra la que pleitearía la cementera de Sagunto

Á. MOHORTE

Valencia. La Conselleria de Agricultura ha optado por ganar tiempo y asegurarse el terreno que pisa antes de la declaración de la montaña Romeu de Sagunto como Paraje Natural Municipal, si finalmente lo hace. La decisión impediría ampliar la cantera que actualmente abastece a la cementera de Lafarge, obligándola a cerrar; sin embargo, éste es uno de principales empeños del actual alcalde de la localidad, Francesc Fernández, de Compromís, la formación que aupó a la consellera Elena Cebrián al cargo.

Tras aplazar la aprobación en los dos últimos plenos del ejecutivo autonómico, se ha optado por solicitar un informe jurídico complementario, que ya se está elaborando. En la conselleria se defiende que esto permitirá tener cobertura jurídica frente a futuras reclamaciones; aunque hay quien no descarta que pueda concluir con no dar el paso, pese a la presión electoral y las tensiones entre los miembros del Botánico.

La consellera estima que el informe estará terminado en dos o tres semanas, aunque dentro de su departamento se prevé que ese plazo puede ampliarse significativamente y permitir aplazar la toma de la decisión más allá del 28 de abril, fecha de las elecciones autonómicas. Y es que, principalmente el sector socialista no ve ventajas en la toma de una decisión que beneficia a un candidato local, sacrificando unos 650 empleos directos e indirectos de la planta: combustible electoral óptimo para las formaciones actualmente en la oposición en la Comunitat.

Por contra, desde el municipio, el alcalde urge a que la decisión se tome cuanto antes y considera que el aplazamiento debería tener consecuencias y «si no rectifican y aprueban el decreto, la consellera de Medio Ambiente debería dimitir», señalaba la semana pasada Fernández.