Turró llega a las manos con Pastor tras intentar acceder a datos de Urbem

Carlos Turró, presidente de Cleop. /José Marín
Carlos Turró, presidente de Cleop. / José Marín

El administrador único se presenta en la sede de la promotora con varios colaboradores e intenta cambiar las cerraduras de acceso

Elísabeth Rodríguez
ELÍSABETH RODRÍGUEZValencia

La guerra entre las familias Turró y Pastor por hacerse con el control de la promotora Urbem ha llegado al enfrentamiento físico. El presidente de Cleop y actual administrador de Urbem, Carlos Turró, se presentó el lunes en la sede de la compañía con la finalidad de acceder a datos de la empresa. El empresario acabó forcejeando con Tina Pastor, hija del fundador de la promotora, José Pastor, quien no se encontraba en la empresa debido a su estado de convalecencia postoperatoria. La Policía tuvo que intervenir, según adelantó Valencia Plaza.

Según explican desde Cleop, Turró fue acompañado por varios colaboradores, como notarios y auditores, para acceder a la información de la compañía de la que es administrador único. «Tiene, por tanto, el derecho y el deber de conocer el estado de la empresa», indican desde Cleop.

Por su parte, los Pastor denuncian el intento, por parte de Turró, de cambiar las cerraduras de acceso, «además de impedir por la fuerza la entrada a directivos y a algunos trabajadores» a su puesto de trabajo.

Según explican los Pastor, se está verificando qué información «ha podido ser sustraída», así como las consecuencias civiles y penales de estos actos y del acceso «no autorizado» a discos duros de ordenadores.

Hace una semana, Turró consiguió que el juzgado paralizara una junta extraordinaria convocada por José Pastor para hacer valer su mayoría accionarial y elegir un nuevo administrador único. Y es que, el pasado mes de febrero, la Dirección General de los Registros y del Notariado estimó un recurso presentado por Turró que lo confirma como administrador único.

No obstante, Turró perdió la mayoría accionarial este año debido a que los Pastor compraron a CaixaBank varios créditos impagados de Cleop. De este modo, se cambiaron las tornas y ahora el 58% de las acciones de Urbem las ostenta la familia Pastor frente al 41% de Cleop.

Se trata de una guerra accionarial por la constructora Urbem que se inició en el año 2006. Esta disputa se inició cuando el entonces consejero delegado de Banco de Valencia, Domingo Parra, convenció a José Pastor, dueño de Urbem, para que dejara entrar a Turró como socio. Desde entonces la familia Pastor asegura que la intención de Parra y Turró era quedarse con su empresa. A día de hoy, diversas firmas de Turró están en concurso de acreedores y han sido diversos los intentos mutuos por torpedear la compañía contraria y tomar el control de ella.