Boluda compra la holandesa Kotug Smit Towage por 300 millones e incorpora 67 remolcadores

Boluda compra la holandesa Kotug Smit Towage por 300 millones e incorpora 67 remolcadores
Boluda Corporación Marítima

EP

valencia. Boluda Towage, la división de remolque de Boluda Corporación Marítima, cerró con éxito la compra de la empresa neerlandesa Kotug Smit Towage (KST) por 300 millones de euros, con el objetivo de «afianzar el liderazgo» como el operador más importante de Europa del sector de remolque e internacionalizar «aún más» los servicios de seguridad marítima con la gestión de esta actividad en los principales puertos del norte de Europa, como Países Bajos, Bélgica, Reino Unido y Alemania.

La compra de esta compañía de remolque es consecuencia de su plan de expansión internacional, tras la adquisición de la firma alemana Urag en 2017. Este programa se inició en la década de 2000 con la compra de empresas para operar en América, Francia, costa occidental de África y océano Índico.

La operación de transferencia del total de las acciones de la empresa neerlandesa KST está valorada en 300 millones, con «todas las autorizaciones administrativas correspondientes en todos los países», destaca Boluda en un comunicado. El acuerdo de la operación se selló el pasado 24 de julio en Rotterdam, con la asistencia del presidente de esta multinacional española, Vicente Boluda, y representantes de Kotug Smit Towage, y el traspaso se hizo efectivo este miércoles.

Con esta compra, incorpora a su flota 67 remolcadores con los que aumenta su presencia en los principales puertos europeos, como Rotterdam, Terneuzen y Flushing (Países Bajos), Liverpool, London Gateway y Southampton (Reino Unido), y Zeebrugge, Gante y Antwerp (Bélgica). Además, también pretende reforzar su posición en la actividad de remolque en Hamburg y Bremerhaven (Alemania), donde opera desde 2017. Con estas 67 unidades, Boluda Towage amplía su flota a más de 300 remolcadores que operan en 90 puertos de 15 países de Europa, costa occidental de África, América y océano Índico.

La naviera pretende consolidarse como líder en el mercado europeo de remolcadores y posibilitar más oportunidades para un mayor crecimiento de innovación.