Récord millonario de pagos con tarjetas bancarias

Récord millonario de pagos con tarjetas bancarias
FOTOLIA

El pasado verano los españoles realizaron 1.000 millones de compras en un solo trimestre por primera vez en la historia

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Nunca antes en un solo trimestre los ciudadanos habían quemado sus tarjetas de crédito y débito a un ritmo tan elevado como lo hicieron el pasado verano, cuando realizaron todo tipo de compras en operaciones que superaron los 1.011 millones. Se trata de una cifra histórica que revela el número de ocasiones en las que los titulares de estos medios pasaron sus tarjetas por los terminales de los comercios o en Internet entre julio y agosto del año pasado, esto es en apenas 90 días, tal y como refleja la actualización de las estadísticas de los Sistemas de Pago del Banco de España.

El cargo conjunto de todas esas compras de bienes y servicios supuso un incremento del 14,3% con respecto al mismo periodo de 2017. Además, entre enero y septiembre del año pasado, el pago con tarjetas acumuló 3.570 millones de operaciones por los españoles, una cifra superior a los 3.429 millones de todo el ejercicio anterior.

El intensivo uso de las tarjetas se produjo en uno de los periodos de mayor dinamismo para el consumo, gracias a los movimientos de los turistas, y a un aumento de las compras domésticas, uno de los pilares claves de la economía española en 2018.

Además, la cuantía de todas las compras materializadas en verano alcanzó los 38.785 millones de euros, casi un 10% más que en el tercer trimestre del ejercicio anterior. Hasta septiembre de 2018, las adquisiciones pagadas con tarjeta superaron los 108.000 millones de euros.

Todas estas cifras millonarias contrastan con un uso del dinero en efectivo que se va ralentizando poco a poco. Así, el número de operaciones de extracción de billetes en los cajeros fue de 240.368 el pasado verano, con un incremento de apenas un 0,2% con respecto al mismo periodo del año anterior. Además, el importe abonado en las compras con efectivo fue de 32.687 millones, unos 6.000 millones de euros menos que los que se pagaron con tarjeta.

Esta realidad también tiene su explicación en la evolución del parque de cajeros automáticos y de terminales de punto de venta (TPV) que existen en toda España. Hasta el pasado mes de septiembre había 51.491 cajeros, un 0,2% menos que en el mismo periodo de 2017, mientras que los TPV en vigor aumentaron a un ritmo cercano al 3% hasta acercarse a los 1,8 millones en todo tipo de comercios.

Temas

España