Las conclusiones de Anticorrupción marcan el final del juicio por la salida a Bolsa de Bankia

R. C.

madrid. Este lunes se retoma el juicio por la salida a Bolsa de Bankia con las conclusiones finales de la Fiscalía Anticorrupción, que podría ampliar su acusación y añadir el delito de falsedad contable. De las 34 personas que se sientan en el banquillo, el Ministerio Público solo acusó en un principio por estafa a inversores al expresidente Rodrigo Rato, para el que pidió una pena de cinco años, y a tres altos directivos: José Luis Olivas, José Manuel Fernandez Norniella y Francisco Verdú Pons, reclamando condenas de cuatro, tres y dos años y siete meses de prisión, respectivamente.

La fiscal Carmen Launa advirtió durante el periodo de cuestiones previas de la posibilidad de endurecer su acusación definitiva e incluir el delito de falsedad contable en el tramo final del procedimiento, que arranca esta semana.

El juicio oral se inició el pasado 26 de noviembre. A lo largo de estos ocho meses se han celebrado un total de 58 sesiones, durante las que han declarado los 34 acusados, entre ellos las personas jurídicas Bankia, BFA y Deloitte, 57 testigos y una veintena de peritos.

Durante su paso por el banquillo, la excúpula de la entidad aludió en reiteradas ocasiones a la responsabilidad del Banco de España. Rato aseguró que la fusión de las siete cajas que dio lugar al grupo BFA-Bankia se acometió por petición del supervisor y Olivas llegó a decir que se opuso a la integración de Bancaja en el Sistema Institucional de Protección, pero que el entonces gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez insistió e «hizo las gestiones oportunas para que el consejo aprobara la decisión por unanimidad». El expresidente de Bankia también sostuvo que la salida a Bolsa del banco fue una decisión legal de la que era partidario el supervisor -el Banco de España-, que además «no puso ningún reparo» a las cuentas.