La pérdida de autónomos en julio, la mayor en diez años

E. R.

La afiliación ha perdido 22.261 autónomos en julio de 2018, la mayor caída registrada de la última década, superando en 5.763 autónomos la pérdida de julio de 2009, según ha informado la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). La Comunitat también ha registrado su peor dato de la última década al perder 2.733 autónomos. Por delante de la autonomía valenciana se sitúan Madrid, que ha perdido a más de 5.500 autónomos en el mes de julio; Cataluña, con 4.035 menos; y Andalucía, que pierde 3.149. Estas cuatro regiones suman el 69,7% de los que han causado baja.

Hasta junio, los resultados han sido positivos, pero en el último mes «se ha dado la vuelta de una forma preocupante hasta desplomarse», afirma el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que reclama que se debe mantener un entorno favorable a la creación de empleo y para los autónomos.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 73.891 autónomos durante los seis primeros meses de este año 2018, un incremento del 2,3%. El desplome de julio ha supuesto una caída de 718 autónomos al día en un solo mes.

Por otro lado, hay cuatro provincias que no han perdido autónomos en el mes de julio, a pesar de que sí lo haga su comunidad autónoma. Se trata de Huesca, que ha sumado 51 autónomos; Ávila, 44; Burgos, 28; y Cuenca, cuatro.

«Sin duda, la Ley de Autónomos y la tarifa plana de 50 euros para el inicio de la actividad dieron sus frutos, hay que seguir avanzando en la misma dirección, con medidas que faciliten el emprendimiento, eliminen trabas y ayuden a consolidar las actividades y no a la desestabilización», concluye Amor.