Los autónomos, dispuestos a una subida de cuota de entre 45 y 56 euros al año

LUCÍA PALACIOS

Los autónomos rechazan la última propuesta que les hizo llegar el Gobierno en la que les planteaba una subida de la base mínima ligada al dato de la inflación de noviembre (en octubre se situó en el 2,3% y este mes podría ser mayor por el encarecimiento de la energía) y al mismo tiempo exigirles un aumento de los tipos de 1,4 puntos.

Desde ATA denuncian que esto «comportaría un excesivo incremento de las cuotas», que se elevarían en más de 260 euros al año frente a los 30 de media de los últimos años, «algo que los autónomos no podemos asumir». La organización ya ha enviado al Ministerio de Trabajo su contrapropuesta, que contempla tres escenarios posibles que en ningún caso superan los 56 euros de subida en 2019 -muy inferior a la de UPTA, que admitía 226 euros más de cuota al año- y que se dirige a todo el colectivo, independientemente de su forma jurídica. Afectaría, por tanto, a los autónomos persona física y a los societarios: un total de más de 3,2 millones de trabajadores por cuenta propia. Su primera oferta pasa por incrementar un 1,5% la base mínima de cotización y mantener los tipos en el 29,8%. La subida supondría unos 50 euros al año.

En el segundo escenario el alza sería un poco menor: un 1% en 2019, pero los tipos ascenderían hasta el 30%. Ésta sería la oferta que mayor gasto conllevaría para el colectivo, que pasaría a pagar algo más de 55 euros al año. La tercera opción consistiría en mantener la base mínima en los 932,7 euros actuales pero los tipos subirían al 30,3% en 2019, al 30,6% en 2020 y al 30,9% en 2021.