La automoción es la industria más perjudicada por la salida de Reino Unido de la UE

Automóviles de Ford en las instalaciones del Puerto de Valencia. / REUTERS/Heino Kalis
Automóviles de Ford en las instalaciones del Puerto de Valencia. / REUTERS/Heino Kalis

Un informe cifra en hasta 2.500 millones de euros el coste del 'Brexit' en España y sitúa a la Comunitat como la más expuesta

E. RODRÍGUEZ

El impacto del 'Brexit' en la economía valenciana ya se había hecho notar en las exportaciones del pasado año, donde la automoción fue la principal afectada. Ahora, un informe de Oliver Wyman vuelve a poner el farolillo rojo en este punto y alerta que la industria del automóvil de la Comunitat es la más expuesta de España. En concreto, señala que será la actividad más perjudicada por la salida de Reino Unido, ya que el conjunto del negocio español en el mercado británico supone 886 millones. A esto le añade que, dentro de la industria automovilística, la valenciana (con Ford como protagonista) «será el que más sufra en términos absolutos de todas las regiones que exportan vehículos y recambios a las islas británicas», al concentrar en el país inglés el 21% de sus exportaciones, alrededor de 1.600 millones de euros.

Por lo que respecta al coste estimado que tendrá el 'Brexit' en España, podría alcanzar hasta 2.500 millones de euros. Es una de las principales conclusiones del informe de Oliver Wyman que estima los costes relacionados con aranceles y aduanas y las potenciales restricciones regulatorias, pero no los impactos adicionales/colaterales de la migración, el talento, las inversiones, el consumo o la productividad.

Según el informe, el automóvil es la actividad española más afectada por la salida de Reino Unido y la Comunitat, la más expuesta por dirigir el 21% de sus ventas al destino británico. El estudio destaca que la implantación de nuevas barreras añadirán hasta 3.100 millones en costes para las compañías. No obstante, hasta 600 millones (entre un 20% y un 25% del impacto) podrán mitigarse mediante ajustes en la cadena de suministro (cambio a proveedores locales) y la repatriación de inversiones estratégicas para acercar la producción a la demanda.

España será, en términos absolutos, el sexto país más afectado de la UE por las restricciones al comercio como consecuencia del 'Brexit', tras Alemania (9.400 millones de euros), Holanda (4.400 millones), Bélgica (3.900 millones), Francia (3.900 millones) e Italia (2.600 millones).

Según el informe, Reino Unido es el cuarto destino más importante para las exportaciones de la industria española, con unas ventas que rondaron los 23.000 millones en 2016. De ellas, el 40% se concentra en automoción (24%) y agroalimentación (16%), seguidos de bienes de consumo, la aviación y la minería, con un 8% cada uno. Así, los sectores de automoción, agroalimentario y bienes de consumo concentrarán el 70% de los costes absolutos asociados a la marcha del Reino Unido.