Arcelor en Sagunto, a la espera de posibles recortes de plantilla

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

Valencia. La multinacional siderúrgica Arcelor Mittal sigue acusando la delicada situación que atraviesa el sector, especialmente en Europa. La compañía presentó ayer los resultados del primer trimestre, que constatan la caída de rentabilidad de la compañía y que ponen en alerta a la planta valenciana, ubicada en Sagunto, ante posibles nuevos ajustes, tales como los anunciados hace unos días en la planta asturiana. Fuentes de la empresa aseguran que la factoría saguntina está «a la expectativa» de «cómo se puede trasladar o reflejar» el recorte de producción en Asturias.

En concreto, la mercantil registró un desplome del 50% en el resultado de explotación, la actividad habitual del negocio. Según el presidente de Arcelor Mittal, Lakshmi N. Mittal, el primer trimestre «refleja la difícil coyuntura a la que se ha visto confrontada» esta industria en los últimos meses. Entre las causas de la contracción de la rentabilidad, destaca el aumento de los costes de las materias primas, motivado por la evolución de la oferta en el mercado en Brasil, y una contención de los precios por la desaceleración de la actividad económica y a la continuada sobrecapacidad de producción de acero a escala mundial.