Magdaleno entrega todos sus bienes a Broseta para cumplir la condena

Despacho de ZB&P Abogados. /E. R.
Despacho de ZB&P Abogados. / E. R.

La administradora concursal confía en que «el indulto saldrá adelante» con más de 500 respaldos y ficha por ZB&P Abogados

ELÍSABETH RODRÍGUEZValencia

La administradora concursal deMartinsa-Fadesa, Llanera o Viajes Marsans, Antonia Magdaleno, llegó a un acuerdo con Manuel Broseta para abonarle, mediante dación en pago y efectivo, la indemnización de 4,67 millones de euros que la justicia le impuso en concepto de responsabilidad civil por estafar a su despacho. Para cumplir la condena, entregó todos sus bienes vía dación en pago y liquidó en efectivo el montante restante, con todos sus ahorros y aportaciones de familiares.

Así lo explicó ayer la abogada en un encuentro con periodistas, donde señaló que ese pago facilita el camino al indulto, al que no se opone Broseta, y que evitaría la pena de cuatro años de prisión confirmada en noviembre por el Tribunal Supremo, al considerar probado que estafó 4,6 millones a su antiguo despacho con los honorarios de los concursos de Martinsa-Fadesa y Urazca.

«Estoy convencida de que el indulto saldrá adelante», afirmó Magdaleno, que asegura contar con el apoyo de más de 500 firmantes, entre ellos dos jueces, varios notarios y los decanos de los colegios de Madrid y Valencia. La letrada logró aplazar su entrada en prisión tras el fallecimiento del padre de su hija de diez años y considera que el Gobierno aprobará el indulto por varios motivos, como su situación familiar. «No tengo antecedentes y, además, me respalda mi experiencia profesional de todos estos años», apuntó.

El indulto debe ser resuelto por el Consejo de Ministros, a propuesta de Justicia y, a su juicio, «habrá que esperar a que se forme Gobierno».

Mientras espera la resolución, Magdaleno rehace su carrera profesional dado que el Supremo no le impuso la pena de inhabilitación que había solicitado Broseta. Lleva un mes como colaboradora de ZB&P Abogados, el despacho dirigido por Pedro Bermúdez, quien ha participado en casos como la Operación Gorrión o el caso Antonio Talavera.

Se trata de un bufete especializado en penal pero que pretende ampliar su marco a mercantil, por lo que ha fichado a Magdaleno. «La sentencia no me inhabilita, no ha habido delito en el ejercicio profesional como tal y puedo seguir ejerciendo», zanjó la letrada, que tras la condena dimitió como administradora única de su despacho, SUE Abogados.