El alta de pisos turísticos en la Comunitat cae a la mitad por las exigencias urbanísticas

Un hombre pasea ante pisos dedicados al alquiler turístico en el centro de Valencia. /Irene Marsilla
Un hombre pasea ante pisos dedicados al alquiler turístico en el centro de Valencia. / Irene Marsilla

La limitación a bajos y primeras plantas o el coste de mil euros de tramitación reducen los nuevos registros a 2.561

ELISABETH RODRÍGUEZValencia

Las exigencias urbanísticas de algunos ayuntamientos como el de Valencia para autorizar la inscripción de pisos turísticos ha hecho mella en las nuevas altas. En concreto, los registros de este tipo de alojamiento en la Comunitat han caído a la mitad al pasar de 4.968 inscripciones en los tres primeros meses de 2018 a 2.561 en lo que va de este año 2019. Con estos datos a cierre de marzo, el número total de viviendas turísticas registradas en la Comunitat es de 74.792, según indican desde la Secretaría Autonómica de Turismo a LAS PROVINCIAS.

Tal y como explican desde la propia secretaría, la menor proliferación de pisos turísticos se debe a que ciudades como Valencia no están otorgando la denominada compatibilidad urbanística, que ahora es requisito para que una vivienda opere como alojamiento turístico. En ese sentido, cabe recordar que la Ley de Turismo autonómica -en vigor desde julio del pasado año- concede a los municipios la potestad para otorgar la autorización con arreglo a su propia norma urbanística.

En el caso de la ciudad de Valencia, el informe de compatibilidad se acoge al Plan General de Ordenación Urbana de 1988, donde se determina que estos alojamientos sólo pueden estar en plantas bajas y primeras plantas. Según la Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia, el trámite para solicitar el informe de compatibilidad urbanística tiene un coste de casi 1.000 euros, por lo que muchos propietarios descartan la idea de pedirlo ante el riesgo de que su petición sea posteriormente anulada. Precisamente, las nuevas inscripciones en la capital del Turia han sufrido un batacazo notable, ya que en lo que va de año se han registrado 22 viviendas frente a las 581 inscritas entre enero y marzo del pasado año, es decir, un 96% menos.

El Consell asegura que la legislación se suavizó con la última enmienda a la Ley de Turismo

Por lo que respecta a cada provincia, la de Valencia registró 328 nuevas altas frente a las 1.038 del pasado año; Alicante 1.999 inscripciones frente a las 2.783 del mismo periodo en 2018; y Castellón se situó en 238 nuevas altas frente a las 1.147 del primer trimestre del ejercicio anterior. Estos datos suponen, sin duda, una buena noticia para el sector crítico con este tipo de alojamientos, entre los que destacan asociaciones de vecinos y hoteleros. Sin embargo, supone un jarro de agua fría para los propietarios de estos inmuebles, en su mayoría pequeños tenedores.

No obstante, el departamento de Turismo, dirigido por Francesc Colomer, asegura que la legislación para autorizar nuevos pisos turísticos se suavizó con la última enmienda a la ley aprobada en Les Corts. Según indican, dicha modificación permite que, en caso de que los técnicos municipales duden en la interpretación de la norma urbanística, puedan equiparar suelo residencial y terciario para autorizar la inscripción del inmueble.

Por su parte, los propietarios de viviendas turísticas alertan desde hace meses de que el nuevo sistema impide la regularización de los inmuebles, algunos de los cuales que acaban operando en negro. «Antes era suficiente con una declaración responsable, pero ahora, con el requisito del informe de compatibilidad urbanística, lo que hay es un régimen de licencia. Esto lleva a más gente a operar de manera clandestina», explica el presidente de la Asociación de Pequeños Propietarios de Viviendas de Uso Turístico de la Comunitat (Viutur), Francisco García.

Cabe recordar que el gobierno del cap i casal manifestó al principio de la legislatura su intención de restringir las llamadas viviendas turísticas en un porcentaje que se estimó en un 70% sobre la oferta actual.

Más sobre pisos turísticos