El alquiler turístico genera un negocio de 1.875 millones en la Comunitat

Turistas en la escalinata de acceso al Mercado Central de Valencia. / Manuel Molines
Turistas en la escalinata de acceso al Mercado Central de Valencia. / Manuel Molines

La actividad se dispara un 41% en dos años con el auge de las plataformas digitales y provoca un impacto cinco veces superior

Á. MOHORTE VALENCIA.

El negocio del alquiler de apartamentos turísticos es una verdadera industria en la Comunitat Valenciana y su facturación viene a demostrarlo. Esta actividad generó 1.875 millones de euros en 2017, tras crecer un 43% desde el año anterior. Esta cifra se prevé superar este año ya que el uso de este tipo de alojamiento acumula un incremento del 41% en dos años, según el 'V Barómetro del Alquiler Vacacional en la Comunidad Valenciana' de HomeAway y la Universidad de Salamanca. Entre otros datos, refleja que este tipo de oferta gana peso en la autonomía y se emplea en más de 14 millones de viajes.

El informe estima que estos visitantes han generado un impacto económico de más de 15.200 millones de euros en los dos últimos años, de los que un tercio del gasto total de la estancia por persona se habrían realizado en los comercios del entorno de los pisos. De este modo, si se tiene en cuenta que el gasto en alquileres en dos años ha sumado 3.183 millones, el inmueble rondaría el 21% de ese impacto.

En todo caso, el importe total del alquiler del alojamiento vacacional depende de varios factores: del número de noches contratadas, del número de personas, del tipo de alojamiento y de los servicios incluidos como parte de la contratación. El gasto medio en alquiler de esta oferta por persona en Comunitat Valenciana fue de 949 euros en 2018.

Los visitantes extranjeros se gastan el doble que los nacionales al estar más tiempo y en mejores casas

Este importe es muy distinto para los residentes en España, 655 euros; frente a los que vienen del extranjero, lo cuales desembolsan 1.213 euros. Sin embargo, los gastos en alquiler pagados por los residentes en España han aumentado, ya que en el informe de 2017 ascendían a 627 euros y en el informe actual figuran 28 días más. La diferencia entre españoles y extranjeros puede explicarse al menos por tres razones, según los autores del informe: el mayor número de noches contratadas (10 frente a las 7 de los residentes en España); la tipología de la vivienda alquilada, dada la mayor relevancia de la contratación de villas por los residentes en el extranjero, que tienen precios más elevados que los apartamentos; y por las características de los inmuebles contratados (localización, equipamiento...), que podrían ser relativamente mejores en el caso de residentes en el extranjero que en el de residentes en el país.

Los principales usuarios de viviendas turísticas en la Comunitat por parte de los residentes en España siguen siendo las familias (52,8%) y las parejas (32,2%), datos que representan un descenso respecto al dato de las familias en el barómetro de 2017 (61,4%) y un aumento en lo que se refiere a las parejas 22,8%). Igualmente, los usuarios principales entre los residentes en el extranjero son las familias (40,7%) y las parejas (30,5%). De los más de 14 millones de viajes en los que ha sido utilizada esta modalidad, 5,2 millones lo han sido por parte de los residentes en España (1,5 millones más que en 2017) y 8,8 millones en el caso de los extranjeros. Asimismo, se refleja que aumenta la fidelidad a la vivienda de uso turístico, ya que el 44,9% de los residentes en España solo buscó ofertas de este tipo de alojamiento, frente al 42,2% en 2017.

El informe también indica que, en los dos últimos años, el número de veces que se ha utilizado vivienda de uso turístico ha sido de 2,8 (españoles y extranjeros). En el caso de los residentes en España este número sube a 3,1, mayor que las 2,2 veces de 2017; y en el caso de los residentes en el extranjero 2,6 veces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos