Alerta en el campo valenciano por los efectos de la guerra arancelaria que impulsa Trump

Alerta en el campo valenciano por los efectos de la guerra arancelaria que impulsa Trump
LP

EP

Valencia. La Unió de Llauradors advierte de que la «guerra arancelaria» que lleva a cabo el presidente de EEUU, Donald Trump, podría tener «consecuencias graves» para el sector agrario de la Comunitat Valenciana, donde «amenaza» las exportaciones, y de otros sectores. Así se pronunció ayer tras tener acceso a los distintos procesos de información pública que realizan las autoridades estadounidenses para imponer aranceles de hasta el 100% a un gran número de productos.

Para la organización, Trump pretende reaccionar a las ayudas públicas que la Unión Europea otorga a la aeronáutica Airbus con la imposición de aranceles por un valor de 11.000 millones de euros. En los tres listados que se manejan en estos momentos, se incluyen un total de 413 productos que tendrían aranceles, entre los cuales 147 --el 36% de los mismos-- son del sector agroalimentario.

En este contexto, la Unió lamenta que entre los productos agroalimentarios más importantes a los que se les impondrían aranceles están los cítricos, frutas, vinos, aceites, productos del porcino o lácteos, entre otros. A su juicio, estas noticias provocan «preocupación» entre cooperativas, comercios y empresas de la Comunitat, que exportan habitualmente a EE UU, pues «existe la lógica incertidumbre para conocer lo que puede pasar en el futuro». «Incluso alguna de ellas se plantea interrumpir las exportaciones a ese país», advierte.

El secretario general de La Unió, Carles Peris, sostuvo que «la creciente globalización y los intereses geopolíticos no hacen más que desestabilizar a nuestro sector y a nuestras producciones». «Tenemos el caso del veto ruso que todavía sufrimos, los acuerdos con países terceros y ahora nos encontramos con la guerra entre Estados Unidos y la Unión Europea», lamentó.

«Los responsables políticos del Gobierno español y de la Unión Europea deben actuar con responsabilidad para defender nuestros intereses y con transparencia e informar a los sectores afectados por esta decisión para reaccionar a tiempo. No puede ser que nos enteremos a través de los medios de comunicación o del Twitter de Donald Trump», señaló.