Airbnb desobedece al Consell y no exige registro a sus pisos

E. RODRÍGUEZ

valencia. La plataforma de alquiler vacacional Airbnb se resiste al Consell al no exigir el registro turístico a las viviendas que quieren anunciarse en su página. De este modo, la empresa se desmarca de sus principales competidoras, que sí han optado por imponer esta obligatoriedad a sus clientes.

En concreto, la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT) -integrada por HomeAway, Rentalia, Spain-Holiday.com y Niumba- anunció ayer que solicitará el registro obligatorio para dar de alta a las nuevas viviendas vacacionales de la Comunitat a partir de este mismo mes de septiembre.

La asociación, que en la región agrupa más de 40.000 viviendas, se ha comprometido con la Secretaría de Turisme a que las plataformas integrantes solo darán de alta aquellos nuevos alojamientos que dispongan del número de registro exigido por la regulación valenciana.

Sin embargo, Airbnb, que no pertenece a dicha asociación, no cede ante esta premisa. Por su parte, Turisme prevé que la compañía le lleve a los tribunales al haber expirado el plazo para abonar los 30.000 euros de multa por, precisamente, comercializar pisos sin registro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos