Agroseguro acelera las peritaciones en Utiel-Requena

M. González, delegado de Agroseguro, con viticultores de Utiel-Requena afectados por el pedrisco./ LP
M. González, delegado de Agroseguro, con viticultores de Utiel-Requena afectados por el pedrisco. / LP

La tormenta afectó a una de cada cuatro parcelas aseguradas y las pérdidas conjuntas se estiman en unos 5 millones de euros Organizaciones agrarias y representantes de la aseguradora evalúan que el pedrisco ha dañado 6.500 hectáreas de vid

V. LL.VALENCIA.

Un equipo de 27 peritos de Agroseguro inician esta semana las valoraciones de los daños causados por el pedrisco que afectó el pasado día 7 a extensas zonas vitivinícolas de la comarca de Utiel-Requena.

Según ha informado Manuel González, director territorial de la compañía aseguradora en la Comunitat Valenciana, en días anteriores se han estado tasando los daños que causó la misma tormenta en fincas de cereales de la comarca, ya que esta producción se encuentra en plena fase de recolección, por lo que apremiaba realizar las peritaciones cuanto antes.

Representantes de las organizaciones agrarias AVA-Asaja, Unió de Llauradors y COAG, así como de cooperativas vitívinícolas de la comarca, han recorrido las zonas afectadas junto a técnicos de Agroseguro para realizar una primera estimación general, que ahora se concretará en la peritación de cada una de las fincas aseguradas y con daños.

Los términos municipales más afectados han sido: Camporrobles, Venta del Moro, Utiel y Requena (sobre todo sus pedanías de San Antonio, Barrio Arroyo, Derramador, Los Isidros, Los Cojos y Casas de Cuadra.) La primera estimación global cuantifica el área de vid dañada en unas 6.500 hectáreas, lo que representa que ha sufrido este siniestro el 26% de la superficie asegurada, proporcionalmente algo más de una finca de cada cuatro con póliza de seguro contratada.

El grado de afección de los daños es muy variable, como suele ocurrir en estos casos, y ya se aprecia con nitidez que las pérdidas más elevadas se encuentran en zonas alrededor de la pedanía de Los Isidros.

En el momento de la visita de los técnicos y representantes agrarios ya se veía claramente la marchitez, total o parcial, de los racimos que sufrieron los impactos del pedrisco, así como las pérdidas de hojas.

Por lo que respecta al cereal, se ha visto afectado sobre todo en el término municipal de Camporrobles, que es la zona más tardía de recolección.

En este caso se han declarado siniestros en 640 hectáreas, lo que representa el 65% de la superficie asegurada.