La UE echa balones fuera con los cítricos de Sudáfrica

Operaciones portuarias de descarga de cítricos. :: pau bellido/
Operaciones portuarias de descarga de cítricos. :: pau bellido

Bruselas sostiene que las repercusiones son «insignificantes»

V. LLADRÓ VALENCIA.

Si se pregunta en los pueble valencianos donde se ha sufrido el desastre de no poder vender la cosecha de determinadas variedades de cítricos en la campaña que ahora culmina, todos los agricultores afectados señalan, entre otras causas, a una que ponen como principal: la competencia de las importaciones de Sudáfrica. Y además añaden una circunstancia que, en su opinión, ha agravado esta situación: las concesiones arancelarias de la UE a los cítricos sudafricanos.

Atendiendo a estas preocupaciones de los agricultores valencianos, tan extendidas y reiteradas, la eurodiputada valenciana, del PSPV-PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, pidió a la Comisión Europea «una supervisión exhaustiva de la evolución de la campaña de cítricos» y que se analizaran las posibles consecuencias tras la firma del nuevo Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y los Estados de África Meridional, que supuso la reducción de aranceles de naranjas de importación y la ampliación del periodo exento hasta final de noviembre.

Rodríguez-Piñero pidió que analizara y supervisara el impacto de la campaña de naranjas procedentes de Sudáfrica en los meses de octubre y noviembre «para detectar a tiempo las perturbaciones en el mercado de la UE, especialmente en el valenciano, que puedan producirse como consecuencia de la extensión de las concesiones arancelarias, así como para poder establecer compensaciones».

Sin embargo, la respuesta del comisario de Agricultura, Phil Hogan, no puede ser más contradictoria con los planteamientos y las quejas de los citricultores valencianos. En síntesis viene a decir que no ha habido problemas, puesto que las importaciones sudafricanas en octubre y noviembre se redujeron más que nunca, lo que sin duda puede ser interpretado por muchos como un intento más desde Bruselas por echar balones fuera en esta cuestión.

La respuesta parlamentaria de Hogan señala que «Sudáfrica exportó a la UE 6.835 toneladas de naranjas en octubre y 161 toneladas en noviembre de 2016. Esos volúmenes fueron los más bajos desde 1998 y representan la cuota de exportación de naranjas a la UE más reducida jamás registrada (1,6 %) en un año natural completo... Además las importaciones de naranjas de Sudáfrica, en octubre y noviembre, llevaban ya unos años descendiendo y alcanzaron en 2016 su nivel más bajo».

Para el comisario, «estas cifras confirman la tendencia de los últimos años, que revela que las exportaciones sudafricanas siguen concentrándose fuera de la temporada de producción en la UE. Por tanto, la Comisión considera que las repercusiones de las concesiones arancelarias a la importación de naranjas de Sudáfrica han sido hasta ahora insignificantes».

De todas maneras resulta bien curioso que tan reducidas cantidades permanecieran tanto tiempo (hasta vísperas de Navidad) y en tantos supermercados europeos, con la consecuencia («insignificante», pero contrastada por tantos afectados), de que entorpeciera habituales líneas de comercialización de cítricos españoles.

Rodríguez-Piñero da por buenas las explicaciones del comisario y pide «tranquilidad» a los agricultoreds valencianos, a los que ofrece «toda la colaboración», y asegura que se mantendrá vigilante ante cualquier situación de competencia desleal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos