Los regantes defienden que siga el actual modelo de la PAC

Dos agricultores venden algunos de sus productos en la Tira de Contar de Mercavalencia. :: Tx. rodríguez/
Dos agricultores venden algunos de sus productos en la Tira de Contar de Mercavalencia. :: Tx. rodríguez

Las ayudas compensan los bajos precios de las producciones

REDACCIÓN VALENCIA.

Ante los nuevos cambios presupuestarios y de directrices que se vislumbran para la PAC, la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) ha defendido «la continuidad de un sistema de ayudas directas a los agricultores», ya que sin el apoyo adicional que ahora se otorga, infinidad de explotaciones agrarias «estaría condenado a desaparecer, cuando son las encargadas de producir los alimentos de primera necesidad».

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, que reducirá en 3.600 millones de euros su aportación a la PAC, unida a las exigencias de destinar más recursos comunitarios a empleo, inmigración o seguridad, ponen en jaque los fondos a partir del 2020, por lo que Fenacore advierte que, «a punto de comenzar las negociaciones en Bruselas para modernizar y simplificar esta política, hay que defender la continuidad de las ayudas»

La Federación de Regantes ha hecho un llamamiento «a las autoridades europeas por considerar que la PAC es una pieza básica en la construcción del proyecto común europeo y un instrumento indispensable para cumplir con el principal desafío al que se enfrenta la agricultura en las próximas décadas, que es producir más alimentos con menos recursos para poder abastecer a una población mundial creciente».

Garantizar esta seguridad alimentaria «obliga en la práctica a vender los productos agrarios a precios de hace más de 20 años, aunque se produzcan con costes actuales, para que estén al alcance de todos los bolsillos». Esta circunstancia convierte las ayudas directas de la PAC en una vía para «compensar esta brecha de ingresos, paliando ligeramente las condiciones de precariedad de los trabajadores del campo».

Por esta razón, Fenacore defiende la PAC como «un marco imprescindible para garantizar la supervivencia de un sector estratégico que actualmente se encuentra en peligro de abandono». De ahí que sus fondos «deban contribuir a mantener el medio rural vivo, asegurando un adecuado nivel de empleo y prestando especial atención a colectivos vulnerables, como las mujeres o los jóvenes, quienes actualmente no encuentran aliciente en este sector por sus bajas rentas».

Por otro lado defiende Fenacore una simplificación de la PAC y una mayor atendción a la agricultura mediterránea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos