Especialistas en graneles

Especialistas en graneles

Las entidades juntan un volumen medio anual de 690.000 hectolitros y rechazan el viejo tópico de que sus vinos a granel sean de menor categoría

VICENTE LLADRÓ VALENCIA.

Dieciocho cooperativas vinícolas de la zona de Utiel-Requena han decidido integrarse en una única estructura comercial para vender sus producciones en común. La idea parte de la experiencia positiva de la cooperativa de segundo grado Coviñas, que ya integra a nueve de las entidades, a las que se suman ahora otras nueve. Jose Miguel Medina, presidente de Coviñas y también de la DO Utiel-Requena, ha dicho que «las puertas siguen abiertas», por lo que esperan que próximamente se incorporen más cooperativas de la comarca.

Las 18 que han tomado la iniciativa suman una producción media anual de 690.000 hectólitros de vino; el 80% es de la variedad Bobal y el 20% restante abarca un amplio abanico de variedades tintas y blancas, incluyendo también las que se utilizan para elaborar cava.

Profesionalizar las ventas

Medina desmiente categóricamente que el concepto de graneles se deba interpretar como producción de segunda fila o de menor categoría y advierte que en estas bodegas «tenemos también mucha calidad, que buscan comerciantes y embotelladores especializados, y aún ganaremos más rango al profesionalizar la comercialización, porque hasta ahora nos hemos tenido que dedicar a la venta quienes no somos expertos en ello, sino en cultivar y producir bien, y al contar con quienes harán la tarea de vender de manera óptima, porque es lo suyo y están en el mercado, los que estamos en el campo y en las bodegas trabajaremos también más desahogados».

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana (La Federación, en el argot del sector) juega un papel muy relevante en este proyecto, que ha encauzado tras evaluarse los riesgos, estudiar la viabilidad económica y trazarse los objetivos esenciales.

Productor y embotellador

Los 690.000 hectólitros de producción suponen el 70% de todo el vino a granel producido por las cooperativas de Utiel-Requena y un tercio del total de la Comunitat Valenciana. Lejos de suponer un menoscabo de calidad, los graneles de vinos son como las cosechas de cualquier otro sector agrario (naranjas, patatas, arroz, leche...); no todos los productores de cualquier cosa son envasadores y vendedores finales, en realidad sólo lo son una minoría, mientras que el resto suministran sus producciones a empresas que se encargan de comercializarlas.

Al igual ocurre con el vino: hay viticultores que optan por cerrar el círculo y embotellan lo propio y empresas que compran y embotellan lo que elaboran otros. En muchos casos ya se dan situaciones de continuidad con proveedores, a quienes se orienta en lo que tiene mejor aceptación, lo que a la vez les reporta mejores resultados.

En esta línea es la que se pretende crecer: unión para la dirección de ventas, conocimiento profesional del mercado y especialización de cada cooperativa en lo que haga mejor (rosados, Bobal 'doble pasta', blancos para cava...) para que en definitiva puedan mejorar las rentas de los agricultores, con mejores precios para sus uvas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos