Máñez y Lozano lidera el mercado de atomizadores

Camión de Máñez y Lozano cargado de 'turbos' con destino a Andalucía y Portugal. :: v. lladró/
Camión de Máñez y Lozano cargado de 'turbos' con destino a Andalucía y Portugal. :: v. lladró

El fabricante valenciano de maquinaria para aplicaciones contra plagas extiende sus exportaciones a Sudamérica

V. LLADRÓ VALENCIA.

La empresa valenciana 'Máñez y Lozano' lidera con mucho el ranking de matriculación en España de turboatomizadores para aplicaciones fitosanitarias, según los datos oficiales del Ministerio de Agricultura.

En 2016, este fabricante, radicado en Alginet, inscribió 470 equipos 'turbo', más 109 aparatos de pulverización hidráulica convencional, lo que suman 578 máquinas. Los 'turbos' son las modernas máquinas que van equipadas con hélices, las cuales fuerzan una circulación de gran caudal de aire que facilitan la dispersión del caldo fitosanitario sobre la masa vegetal de los cultivos a tratar. De esta manera se consigue una mayor eficacia en la lucha contra las plagas, reduciendo al mismo tiempo el uso de plaguicidas y su impacto sobre el medio ambiente.

En el caso de 'Máñez y Lozano', sus 'turbos' incorporan una serie de elementos que incrementan su eficacia en el control de las aplicaciones, como son el sonar que detecta la masa vegetal, para cortar el flujo de plaguicidas donde no hay cultivo, las boquillas 'twister' que imprimen a la pulverización un régimen en espiral a fin de que facilitar su penetración en el interior del arbolado, hélices de moderno diseño que minimizan el ruido...

Según explica Javier Hervás, directivo de esta empresa familiar, que cuenta con 50 trabajadores, «cada año incorporamos a nuestros equipo innovaciones que redundan en mantener el liderazgo en el sector, porque nosotros fabricamos calidad a toda costa y mantenemos una atención permanente para ir sumando nuevas soluciones». A ello contribuye el hecho de que «nosotros mismos diseñamos y fabricamos casi todos los componentes de nuestras máquinas, no nos limitamos a montar elementos de distintas procedencias; en realidad, salvo las ruedas, hacemos todo lo demás; incluso las cubas, de poliéster o polietileno, que se fabrican en empresas especializadas, se hacen sobre diseños y moldes nuestros. Las bombas las fabricamos aquí con sofisticada maquinaria, también los chasis, muy reforzados, y todos los conjuntos de la pulverización, ventiladores, mandos electrónicos...»

Los equipos de 'Máñez y Lozano' suponen el 15% del mercado español, donde hay inscritas más de doscientas firmas fabricantes, y un porcentaje creciente de su producción se destina a la exportación, sobre todo a países de la cuenca mediterránea y Sudamérica. Dos de los mercados donde más crece ahora es en Perú y Chile, al tiempo que estudia una mayor penetración en Brasil.

Fotos

Vídeos