La recuperación inmobiliaria se enfría en la Comunitat Valenciana y el suelo vendido a promotores cae un 10,6%

La recuperación inmobiliaria se enfría en la Comunitat Valenciana y el suelo vendido a promotores cae un 10,6%

El sur de la provincia de Alicante y la ciudad de Valencia concentran la demanda, aunque las operaciones son con parcelas más pequeñas

A.CASTILLOTE/Á. MOHORTEVALENCIA

La recuperación tendrá que esperar. Los signos de reactivación de la promoción inmobiliaria en la Comunitat Valenciana que se apreciaron en 2015 vuelven a enfriarse en 2016. Aunque el número de operaciones de compra de suelo creció el pasado año un 38%, pasando de 511 a 826, lo cierto es que se trata de espacios de menor tamaño. Esto provoca que la superficie vendidas a empresas promotoras caiga un 10,6%, desde 2,3 millones de metros cuadrados a dos millones, según los datos que facilita el Ministerio de Fomento.

La excepción resultan ser las zonas turísticas del sur de Alicante y la ciudad de Valencia. «La zona sur de Alicante sigue siendo en estos momentos la plaza más activa con una importante actividad promotora con 2.000 viviendas en construcción, liderada por un importante repunte del comprador no residente. La tipología del comprador en ese primer momento de la recuperación se caracterizó por adquirir viviendas con recursos propios o con importantes aportaciones de más del 40% del valor de la propiedad», destaca el director de Comercialización y Marketing de Solvia (Banc de Sabadell), José Peral.

EN CIFRAS

2,09
millones de metros cuadrados vendido en la Comunitat el pasado año, frente a los 2,3 de 2015.
826
operaciones de compra de suelo por promotoras en el pasado año en las tres provincias valencianas.

Ya en 2015 se incrementó la demanda de suelo finalista de uso residencial en la costa alicantina, principalmente en los municipios turísticos costeros de mayor interés para el mercado internacional como Xàbia, Dénia, Benidorm, Calpe y Orihuela-Costa. Así, en algunas de estas zonas y especialmente esta última, la bolsa de solares se redujo considerablemente y los precios de las transacciones se incrementaron, con lo que los promotores han comenzado a desplazarse hacia la costa Norte de Alicante, como por ejemplo, a Finestrat.

No obstante, esta tendencia que se inició en el sur de Alicante se está trasladando a otras áreas. Por ejemplo, el mercado de obra nueva en la ciudad de Valencia dio un vuelco en 2016 tras varios años de inactividad, según Peral. Actualmente, se está desarrollando una importante actividad con muchos proyectos, algunos ya en marcha y con licencia de obra concedida, y muchos otros en proceso de pre-comercialización.

Esta situación explica la orientación a estos mercados de nuevos actores desembarcados en la Comunitat, como el fondo Neimor Homes, que sus primeras actuaciones se están produciendo en el barrio valenciano de Malilla y en la Playa de San Juan de Alicante.

Respecto al área metropolitana de la capital, existe un ligero repunte de la demanda de solares residenciales finalistas en poblaciones de más de 20.000 habitantes. También destaca el número de transacciones de solares y estructures paralizadas para vivienda unifamiliar, con un perfil de cliente promotor pequeño y mediano de ámbito local.