Tres empates para que los Presupuestos comiencen la tramitación

Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria le garantizan al PP lograr los 175 escaños imprescindibles para superar las enmiendas

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Con los votos del PNV amarrados, al Gobierno le salen cuentas y los Presupuesto Generales de 2017 superarán hoy, salvo sorpresas de última hora, el primer trámite parlamentario.

más información

El pacto con los nacionalistas vascos se une al que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya cerró con Ciudadanos y con Coalición Canaria hace unas semanas y que le proporciona los respaldos necesarios para conseguir que no prospere ninguna de las enmiendas a la totalidad que han presentado el resto de los grupos parlamentarios. En total, 175 votos frente a los 175 a favor de la devolución del texto preparado por el departamento que dirige Cristóbal Montoro.

Precisamente ese empate puede ser el que salve las cuentas públicas y le permita seguir adelante su camino en las Cortes. Eso sí, siempre y cuando se produzca tres veces. Y es que, según recoge el reglamento de la Cámara baja, en su artículo 88, si a la tercera votación consecutiva se mantiene el resultado igualado las enmiendas quedarán rechazadas automáticamente. Tres votaciones sin una sola ausencia ni un solo despiste ni una equivocación a la hora de apretar el botón del voto. Es tal la preocupación que el PP ha dado un toque de atención a todos sus diputados, a los que ha señalado la importancia de no cometer error alguno a la hora de emitir el voto.

A pesar de que todo apunta a que el Gobierno salvará este primer punto de partido, Rajoy no podrá respirar tranquilo aún. A partir de ese momento la ecuación anterior ya no le sirve al Gobierno en la compleja negociación que se abre. El proyecto de cuentas pasará al Senado, donde el PP mantiene la mayoría absoluta y por lo tanto no hay riesgo alguno de descarrilamiento. Después, volverá a la Cámara baja en la segunda mitad de junio para ser finalmente respaldadas o rechazadas, en otra votación en la que el Gobierno de Mariano Rajoy tendrá que lograr, esta vez sí, al menos 176 respaldos. Para ello, el Ejecutivo cuenta con no perder respaldos por el camino y granjearse el apoyo del parlamentario de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, socio electoral de los socialistas en las dos últimas convocatorias, pero que ha manifestado su intención de participar en la negociación. Pero eso será a partir de mañana porque de momento el representante de Nueva Canarias en la Cámara baja ha presentado una enmienda a la totalidad.

Una vez que los Presupuestos sean aprobados, el techo de gasto de los cuentas públicas de 2018 será enviado a la Cámara baja y el Gobierno tendrá, sin tregua, una nueva prueba de fuego en la que deberá volver a desplegar su vertiente negociadora.