El Estado invertirá once veces más en el Puerto de Barcelona que en el de Valencia

Grúas de descarga de los buques que atracan en el Puerto de Valencia. :: DAMIAN TORRES/
Grúas de descarga de los buques que atracan en el Puerto de Valencia. :: DAMIAN TORRES

La Administración cubrirá el 51% de las obras de la infraestructura de la Ciudad Condal hasta 2021, frente al 11% que obtendrá la valenciana

Á. MOHORTE VALENCIA.

El Plan de Inversiones de Accesibilidad Portuaria 2017-2021 que presentó ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, plantea para el Puerto de Valencia una serie de obras por un montante total de 98,1 millones de euros. De esta cantidad, el 89% tendrá que costeárselo de sus propios fondos la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), ya que únicamente 11,5 millones vendrán desde el gobierno central a través de la sociedades gestora de infraestructuras ferroviarias, Adif, y gracias a los fondos Feder de la Unión Europa.

La medida contrasta con el tratamiento que va a recibir el principal competidor comercial de la instalación valenciana en el Mediterráneo español, el Puerto de Barcelona. Y es que no sólo tiene planificadas obras por 265,9 millones (el doble que la APV), si no que esta cantidad será sufragada por fondo estatales en un 51%, 135,7 millones. Se trata de un desembolso 11,8 veces superior al que tendrán los puertos bajo jurisdicción de la APV: Valencia, Sagunto y Gandia.

Como señala el plan estatal, la autoridad portuaria valenciana tendrá que pagar íntegramente de su bolsillo las actuaciones de mejora en la línea ferroviaria Sagunto-Teruel-Zaragoza. Se trata de 13,6 millones de euros para unos apartaderos a lo largo de esa vía en los que los trenes de mercancías puedan dejar paso a los de pasajeros, más veloces; y en 40 millones para otras intervenciones aún pendientes de decidir y para las que el Puerto de Valencia confía arañar algo de ayuda pública o europea, aunque por ahora no esté prevista.

Sí que tendrá fondos de la administración para hacer el acceso ferroviario al puerto de Sagunto. Concretamente, la APV pondrá 23 millones, mientras que 11,5 millones vendrán de Adif, aunque sólo de forma instrumental , ya que ese dinero son fondos Feder, asignados desde Bruselas a la entidad española. Respecto a los otros puertos valencianos, Alicante se queda fuera del plan del ministerio y Castellón, que rivaliza con Valencia en asumir las exportaciones del sector azulejero, logra 81 millones del Estado para mejorar sus accesos ferroviarios, mientras tiene que poner 39,6 millones.

Aunque fuentes portuarias aseguran que se debe invertir en función de lo que se necesite, es el apoyo público el que resulta desproporcionado. Sobre todo, teniendo en cuenta a qué se destina ese dinero. En el caso barcelonés, el Estado pondrá 117,9 millones propios y 17,8 del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) para el nuevo acceso Sur ferroviario al Puerto de Barcelona y a la terminal intermodal Port de Barcelona.

Concretamente, Adif va a costearle directamente un ramal sobre la plataforma de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) de vía única electrificada con tres anchos y otro ramal que sirve de conexión al área de Can Tunis. La sociedad estatal que costea las infraestructuras ferroviarias también va a pagar dos tercios del coste de las instalaciones de seguridad y protección de Adif y de la Autoridad Portuaria de Barcelona, entre otras medidas.

Desigualdad ya en 2017

Sin ofrecer el detalle de cuánto paga cada uno este 2017, el Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre del ministerio prevé obras para el nuevo acceso Sur ferroviario y para la terminal intermodal catalana de 13,2 millones, y para implementar apartaderos y mejoras en el corredor ferroviario Barcelona-Madrid para trenes de 750 metros, dos millones más. Mientras, en Valencia se dispondrá de un millón para planificar el acceso ferroviario al puerto de Sagunto y cuatro millones para los apartaderos de la vía Sagunto-Teruel-Zaragoza. En resumen: ya en 2017 Barcelona tendrá obras en su beneficio por un valor de 15,2 millones, mientras que Valencia las tendrá por cinco millones, menos de un tercio.

La previsión total de inversiones del Ministerio de Fomento en los puertos del Estado alcanza los 1.418 millones. Concretamente, en el Plan de Inversiones de Accesibilidad Portuaria 2017-2021 el Estado prevé destinar más de 300 millones de forma directa y 44,8 millones europeos. Los propios puertos deberán poner de su bolsillo (y a través del Fondo de Compensación Interportuario los más modestos) 560 millones, un 62%. Una cantidad, esta última, muy lejos del 89% que ha de costearse la instalación valenciana.