Los promotores de Valencia afirman que la «catalanización» de la banca destruye empleo

La patronal del sector acusa a La Caixa y al Sabadell de despedir a todos los interlocutores con los empresarios

JULIÁN LARRAZ VALENCIA.

La Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de Valencia (APCV) cargó ayer contra La Caixa y el Sabadell en comunicado en el que aseguran que la «catalanización del sistema financiero valenciano ha supuesto la destrucción de muchos puestos de trabajo».

Después de más de dos años desde que se anunciara la compra de Banco Valencia por La Caixa y de más de tres desde que la CAM fuera adquirida por el Sabadell, los promotores aseguran que estas operaciones han supuesto «la destrucción de puestos de trabajo y el cierre masivo de muchas empresas».

El principal problema desde la óptica de los promotores, cuya actividad se encuentra casi paralizada desde el inicio del crisis, es que los interlocutores a los que estaban habituados en Banco de Valencia y la CAM ya no están en las oficinas.

Sobre la entidad presidida por Isidro Fainé, los promotores asegura: «Cuando La Caixa absorbió el Banco de Valencia, prácticamente despidió a todo el personal de central y a la mayoría de los directores, trasladando a otros a Cataluña, destruyendo muchos empleos valencianos. Contrasta esto con la absorción, en 2012, de Banca Cívica, donde el proceso fue mucho menos traumático». Respecto al banco que tutela Josep Oliu, afirman: «Al absorber a la CAM, se despidieron a todos los directivos y cargos intermedios, que eran los interlocutores con las empresas. El Sabadell tiene centralizadas todas las operaciones inmobiliarias en Sant Cugat, y a las empresas valencianas les resulta muy difícil acceder a ellas».

Respecto a la política del Sabadell con el sector, los promotores consideran que se limita únicamente a «a la venta al por menor de viviendas». Al margen de las visitas y actos en los que los distintos representantes de ambas entidades han participado los últimos meses en Valencia, la asociación de promotores se lamentan de que, «tras el discurso lanzado por Isidro Fainé, presidente de La Caixa, en abril de 2013, asegurando que se consideraba un valenciano del norte, prácticamente no aparezca por la Comunitat nunca».

Los promotores añaden: «Lo mismo ocurre con Miguel Montes, director del Banco Sabadell, que se deja ver por Valencia, en las ampliaciones u operaciones de captación de capital. Desde la APCV instan tanto a La Caixa como al Sabadell a cambiar esta actitud».

La asociación de promotores de Valencia, tras un largo periodo de inacción pública, inició hace un mes un campaña de reivindicación del sector basada en los ataques al sistema financiero. A principios del mes de junio, emitieron un comunicado en el que aseguraban estudiar una demanda contra la Sareb y la banca por competencia desleal. La patronal valenciana afirmaba que las entidades financieras les roban los clientes al ofrecer sus propios pisos con mejores condiciones en la financiación. Poco después, el presidente de la patronal, José Luis de Miguel, aseguró que se está creando una burbuja en la ciudad de Valencia por la falta de suelo.