A Valencia le falta un pabellón

Juan Antonio Sagredo, alcalde de Paterna, y Quico Catalán, ayer en el pabellón de la localidad de l'Horta. / levante ud
Juan Antonio Sagredo, alcalde de Paterna, y Quico Catalán, ayer en el pabellón de la localidad de l'Horta. / levante ud

«Sabemos que tenemos que volver a la ciudad, que ahora mismo no tiene esa instalación que nos pueda acoger», afirma Quico Catalán El Levante FS ha tenido que irse a Paterna y el Claret busca cancha para jugar de local

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

La sección de fútbol sala del Levante ha tenido que huir de la Valencia. «Iniciamos ahora una etapa que no sabemos cuánto va a durar, pero sí que tenemos que volver», comentó el presidente del club granota, Quico Catalán. Lo dijo durante la presentación del pabellón municipal de Paterna como sede del equipo entrenado por David Madrid. La entidad de Orriols ha tenido que adoptar esta decisión después de que la Liga (LNFS) le impidiese jugar una temporada más en El Cabanyal por incumplir la normativa del campeonato, especialmente en lo que se refiere que las canchas han de estar preparadas para retransmitir los partidos por televisión.

«Ahora mismo no hay una instalación en Valencia que nos pueda acoger», incidió Catalán. Esta situación corea una carencia de la ciudad: le falta un pabellón. Una instalación que no sea tan grande como la Fonteta -que además lo utiliza el Valencia Basket y supondría un grave problema que fuera la casa de otro club de élite-, pero sí pueda acoger competiciones de primer nivel.

Esta función podría cumplirla el Universitari, que de hecho fue la cancha como local, por ejemplo, del Balonmano Valencia de Asobal y hasta la temporada pasada del Claret de baloncesto femenino. La Universitat de València, sin embargo, ha decidido que la instalación sólo la utilice su departamento de deportes. Esta es una práctica que en cierto modo se da también en la Universidad Politécnica. La institución establece unas tarifas para alquilar sus instalaciones. Por ejemplo, la Federació de Pilota descartó que su trinquet acogiera el Individual femenino de raspall porque era caro.

El Levante FS ha dejado El Cabanyal porque no reúne las condiciones para retransmitir los partidos

«El Claret ha solicitado jugar en el pabellón de la Malvarrosa. Estamos estudiando esta posibilidad y si sus horarios acoplan con los de otras escuelas que lo utilizan», explicó ayer la concejala de Deportes en Valencia, Maite Girau. Con respecto al Levante FS, espera que pueda estar de regreso a la capital antes de la puesta en marcha del pabellón que el club ha proyectado en la futura ciudad deportiva de Nazaret. La entidad espera que el complejo abra a finales de 2020 o inicio de 2021, pero la cancha cubierta está incluida en una segunda fase.

«Esperamos que antes de esa fecha puedan estar de regreso porque hayan acabado las obras del pabellón Nou Moles», indicó Girau, quien también incidió en la necesidad de que Benicalap cuente con una instalación de esta índole: «Por eso insistimos en las reuniones con el Valencia sobre el Nou Mestalla. Ese pabellón atendería las necesidades de esa zona de la ciudad».

Mientras no se solvente esa carencia, algunos clubes deben adoptar soluciones de urgencia. Como la del Levante FS. «Nosotros queremos estar aquí mientras no haya otras alternativas y no renunciamos a que sea muchos años. Hemos percibido una enorme ilusión de Paterna por el fútbol sala», señaló Quico Catalán. Con esta mudanza, la sección aparecerá más en televisión, algo que interesa al club, pero también a la propia LNFS.

Hasta la temporada pasada, sólo se retransmitían partidos del Levante FS como visitante. Este se espera que se emitan unos siete u ocho en Paterna. En el club hay plena satisfacción por una instalación a la que habrá que realizar pequeños retoques como la iluminación o delimitar el palco. En principio, los encuentros seguirán siendo viernes por la tarde salvo necesidades de la televisión o para no coincidir con el primer equipo de fútbol.

Más

Fotos

Vídeos