Valencia cierra el círculo seis años después

Tirera realiza un
selfi con sus
compañeras
en la Fonteta.
/ irene marsilla
Tirera realiza un selfi con sus compañeras en la Fonteta. / irene marsilla

Tras 2.363 días de espera el nuevo proyecto se estrena en el Open Day frente al Perfumerías Avenida, el actual dominador del baloncesto español Las taronja toman el relevo del Ros en la Liga Femenina

JUAN CARLOS VILLENA

El Ros Casares conquistó su octava Liga frente al Perfumerías Avenida de Salamanca el 24 de abril de 2012 al vencer por 68-86 en el segundo partido de la final disputado en Salamanca, con 20 puntos de Maya Moore. Un mes después, anunció su desaparición. Valencia se quedó, de un plumazo, sin una plaza que había acumulado, sumando el palmarés del Dorna, un Mundial de clubes, 3 Euroligas, 14 Ligas, 11 Copas de la Reina y 6 Supercopas de España. El seleccionador nacional, Lucas Mondelo, reconoció en la preparación del Mundial que realizó su equipo en L'Alqueira que el mundo del baloncesto se preguntaba si alguna vez la ciudad recuperaría una de sus señas de identidad más doradas para su deporte. Ha llegado el momento de volver a respirar. El Valencia Basket cerrará hoy en Torrejón ese círculo tras 2.363 días de condena. Casi seis años y medio. Para que el guión sea perfecto el heredero natural de aquel Ros Casares, no en vano la entidad de la Fonteta rescató en 2014 a sus categorías de formación que languidecían en La Malvarrosa, lo hará frente al mismo rival, el Perfumerías Avenida de Salamanca.

El tablero de la Liga Femenina ha cambiado de forma radical en todos estos años. Ahora el ogro es el equipo charro, que suma dos tripletes consecutivos. Quien sigue aguantando la vela es la eterna Erika de Souza, que formaba parte de aquel Avenida que perdió la Liga de 2012 frente al Ros Casares y que ahora será una amenaza para el Valencia Basket. Silvia Domíngez, que defendía entonces la camiseta valenciana, hoy será rival. Laia Palau también conquistó aquel título. La catalana, que regresa este año a la competición de la mano del Girona, reconoció a LAS PROVINCIAS que la Liga tendrá que seguir trabajando para hacer más atractivo su producto, en los últimos años se ha despertado del letargo con la llegada de un patrocinador como Dia o innovaciones como el Open Day, si se quiere volver al brillo de antaño y repescar a las mejores jugadoras nacionales: «No creo que ahora mismo España pueda ofrecer un proyecto deportivo a ese nivel para convencerles, no hablo ya de dinero».

El Valencia Basket ha recuperado una plaza histórica en el momento perfecto. En pleno crecimiento en su dimensión como club, con la semilla de L'Alqueria, y con el relanzamiento del baloncesto femenino, aupado por el bronce que conquistó España en el reciente Mundial de Tenerife. Para la FEB, aunque no se reconozca de forma pública, la llegada del proyecto de Juan Roig a la Liga Femenina es una bendición, puesto que se tiene claro que a medio plazo el club taronja no se va a conformar con ser un invitado más a la fiesta del Avenida. Hoy se comprobará la distancia con la que parten ambos proyectos. La lógica dicta que el equipo de Salamanca, que viene de ganar la Supercopa al Girona, sigue siendo intratable para el resto de los mortales en España. Si el Valencia Basket consigue, en pocos años, ser una alternativa al título el gran beneficiado será el crecimiento de la propia Liga Dia.

El Valencia Basket se presenta al arranque de la temporada con cuatro jugadoras que debutarán en la máxima competición, entre ellas su capitana Esther Díaz, pero también con un ramillete de jugadoras veteranas que ya saben lo que disputar la Liga Femenina, como María Pina, Anna Gómez o Tamara Abalde. Las tres han sufrido el martillo pilón del Avenida en las últimas temporadas, que ha fichado a Lino López para su banquillo y que cuenta con una batería de talento inagotable (Robinson, Arrojo, Gil, Elonu...). El mejor legado que puede dejar el partido de hoy es que se convierta en el inicio del retorno de una rivalidad histórica. Un pique eterno.

Más

Fotos

Vídeos