El Valencia Basket deja atrás el conflicto israelí

Juan Roig aterriza en el aeropuerto de Manises junto a la plantilla de Valencia Basket. / LP

La expedición taronja aterriza en Manises a primera hora de la tarde con la mente ya puesta en el partido ante Estudiantes

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Con el susto en el cuerpo, puesto que la escalada creciente de tensión en Jerusalén no ha salpicado por una cuestión de horas al desarrollo normal del viaje a Israel, ha aterrizado el Valencia Basket en Manises. En el plano deportivo, la buena imagen de los taronja frente al Maccabi, compitiendo con nueve jugadores de la primera plantilla hasta el último segundo en el partido frente al conjunto de Neven Spahija, mantiene el clima de tranquilidad en la entidad, pese a la lógica preocupación por la acumulación de derrotas en la Euroliga.

Antes de afrontar el importante partido frente al Estrella Roja en la Fonteta, el viernes 15 de diciembre, el conjunto taronja se centra en el verdadero termómetro de su temporada, la Liga Endesa. Ese fue el mensaje que transmitió Juan Roig al cuerpo técnico tras finalizar el partido ante el Maccabi, donde también tuvo tiempo de charlar con un Neven Spahija que subió a saludar a los 200 valencianos desplazados a Israel. "Ahora a por el Estudiantes", ese fue el mensaje más repetido por la cúpula directiva en el viaje de regreso a España.

El actual campeón de la ACB es tercero de la Liga, empatado con el FC Barcelona en la segunda plaza con un balance de 8-2, y podría acabar la Jornada 11 colíder si el Real Madrid tropieza en cada frente al UCAM Murcia de Ibon Navarro. La plantilla taronja tendrá hoy la tarde libre, para descansar tras un viaje largo, y mañana entrenará por la mañana en la Fonteta antes de viajar en AVE hacia Madrid, donde el domingo disputarán a las 18.30 hora en el WiZink Center el partido ante el Movistar Estudiantes de dos extaronja como Omar Cook y Nick Caner-Medley.