Sigue viva la lucha por la cuarta plaza

Maria Bettencourt busca el tiro ante la presión de Ainhoa López. / ZAMORA NEWS
Maria Bettencourt busca el tiro ante la presión de Ainhoa López. / ZAMORA NEWS

El Valencia Basket se lleva el triunfo en Zamora y aún aspira a ser cabeza de serie | Las de Rubén Burgos mantienen sus opciones pese a la victoria del Cadí la Seu, ya que la derrota del Lointek Gernika amplía la pelea

R. D. VALENCIA.

El Valencia Basket mantiene viva su lucha por ser cabeza de serie en el play off de la Liga. La sufrida victoria de ayer en Zamora permite a las de Rubén Burgos conservar sus opciones de conquistar la cuarta plaza de la clasificación. Su principal rival por ese puesto de privilegio, el Cadí la Seu, se impuso al Al-Qázeres Extremadura y continúa con un triunfo más que el conjunto taronja. Sin embargo, la pelea se ha ampliado, ya que el Lointek Gernika cayó frente Embutidos Pajariel Bembibre. Sólo quedan tres jornadas para que termine la fase regular del campeonato.

El Cadí la Seu escaló a la tercera posición, mientras que el cuarto puesto pasa a estar ocupado por el Lointek Gernika. Ambos equipos lucen 16 victorias en su casillero. El Valencia Basket es quinto con 15 triunfos. El conjunto taronja todavía dispone de tiempo para asaltar esa plaza que le convertiría en cabeza de serie. Ayer, las de Rubén Burgos cumplieron con su trabajo.

El Valencia Basket visitó la complicada pista de un Quesos El Pastor que se jugaba la vida, pero supo sufrir en un atractivo partido que se decidió al final. El equipo zamorano, que lucha por la permanencia, no pudo prolongar su buena racha de resultados, aunque puso en aprietos a las taronja. Laura Quevedo comenzó siendo la líder perfecta de las locales, anotando los 7 primeros puntos de su equipo y dando las primeras ventajas. Tanto que tuvo que pararlo Rubén Burgos con 11-4 en el marcador. La reacción llegó y Meiya Tirera exhibió su mejor versión.

El Quesos El Pastor movía bien el balón en ataque y elevaban el listón defensivo. Meiya, quien se iría al descanso con 18 puntos, no era suficiente, y el dominio de Pierre-Louis y Chelsea Nelson en la pintura acabaron por dejar a las zamoranas 4 arriba tras el segundo parcial.

En la reanudación, el Valencia Basket no encontraba solución para parar a Pierre-Louis y sólo lo conseguía a base de faltas, que comenzaron a ser un problema. Desde el tiro libre, el Quesos El Pastor parecía controlar el partido, siempre con diferencias cortas, pero arriba en el marcador. Una buena penetración de Esther Díaz dejaría el margen en 3 puntos tras el tercer cuarto (47-44). En el parcial definitivo, el conjunto zamorano perdió acierto y un triple de Irene Garí puso el empate. En los instantes finales, las taronja demostraron por qué están arriba. La dirección de Anna Gómez, los puntos de Meiya, los rebotes de una omnipresente Joy Adams y la canasta final de María Pina cerraron el encuentro con 59-66. «Ha sido un partido duro en una cancha complicada contra un equipo que se juega mucho, con mucha intensidad. Nos ha costado ponernos a ese nivel de exigencia», explicó Rubén Burgos.