Sato se ofrece al Valencia Basket

Romain Sato, durante la celebración del título de la ACB de 2017. / txema rodríguez
Romain Sato, durante la celebración del título de la ACB de 2017. / txema rodríguez

La entidad taronja desestima su regreso al tener el juego exterior completo El africano busca equipo en España y en caso de no conseguirlo sopesa la idea de pedir permiso al club para entrenar en la Fonteta o en L'Alqueria

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

Romain Sato está de vuelta. El jugador ya se ha puesto en contacto con el Valencia Basket para informar de su decisión de regresar a las pistas. Si algo tenía claro el africano, tal y como informó este periódico el 14 de marzo, es que, por respeto a la entidad de Juan Roig, la primera llamada sería a la Fonteta. El pasado verano, el club taronja mantuvo la oferta de renovación al alero incluso con la temporada iniciada, sabedor de que la decisión de Sato de no renovar se debía a un grave asunto familiar. Afortunadamente ese episodio terminó con final feliz y, desde entonces, el jugador fue madurando la idea de regresar al baloncesto en activo, tras cumplir el 2 de marzo 37 años.

El Valencia Basket ha desestimado, siempre hay que poner en estos casos un 'de momento', el regreso de uno de los héroes del título de la ACB de 2017 al equipo puesto que ya tiene cerrado el juego exterior si no hay ninguna baja de última hora. A día de hoy, los valencianos tienen a nueve jugadores con contrato para esas tres plazas, ampliable a diez puesto que Doornekamp también puede jugar al tres. El trabajo en los despachos de la Fonteta se centra en las operaciones que deben cerrar el juego interior.

Tanto la llamada del jugador, como la respuesta del Valencia Basket se desarrollaron en un clima de respeto mutuo total con lo que Sato, en el caso de que no encuentre equipo en España en las próximas semanas, ese es su primer objetivo, sopesa pedir permiso para poder entrenar en la Fonteta y en L'Alqueria. En los últimos meses, el jugador ha seguido un estricto plan físico en Estados Unidos aunque es consciente de que el haber estado parado un año, con 37 años cumplidos, le puede restar opciones.

Sato no quiere que el episodio final de su carrera deportiva sea el ocurrido el 16 de junio de 2017, donde contribuyó con 10 puntos y 3 rebotes al triunfo que le dio al conjunto valenciano el primer título liguero de la historia. Si algo demostró esa temporada es que la terminó a máximo nivel, sin ningún signo de flaqueza que anunciara una posible retirada. Su retiro temporal, tal y como fue informando esta redacción, estuvo exclusivamente supeditado a su situación personal. Cuando el africano decidió el pasado verano anteponer la familia a su carrera tenía encima de la mesa una oferta de renovación del Valencia Basket por una temporada, aunque la entidad valenciana no le llegó a incluir en el tanteo. Algo que, ahora, puede ayudarle a encontrar un acomodo en la ACB puesto que el equipo que le quiera fichar no tendrá que negociar con la entidad de la Fonteta. El consejo de sus agentes siempre fue que intentara buscar un equipo en el tramo final de la pasada temporada, aunque no fructificó en ese instante ninguna oferta.

En la planificación que tenía en mente el Valencia Basket en caso de haberse clasificado para la Euroliga sí que estaba el fichaje de un alero físico que reforzara a la plantilla, aunque en ese escenario el perfil que más gustaba en ese instante era el de Ponitka. En la plantilla que está confeccionando Mulero junto a Ponsarnau también está la opción abierta de ampliar el roster «a trece o catorce jugadores» por las dudas físicas de algunas piezas exteriores aunque ese escenario ya está cubierto en los nueve actuales que tienen contrato. La lesión de Diot ha llevado al Valencia Basket a tomar la decisión de no abrir la opción a una cesión de Sergi García hasta que el francés inicie la pretemporada.

Más