«La salida a Manresa me ha hecho reflexionar, lo que quiero es jugar»

Sergi García hace malabarismos con el balón. / acbphoto
Sergi García hace malabarismos con el balón. / acbphoto

El balear no descarta una nueva cesión y confirma que el club aún no le ha comunicado su futuro: «No me arrepiento de haber venido a Valencia»Sergi García Jugador del Valencia Basket

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

El Valencia Basket tiene mucho trabajo por delante con la preparación de la plantilla que disputará la Euroliga más exigente de la historia. La de los 34 partidos en Liga Regular. Con la mente puesta en una plantilla larga de catorce jugadores, el puesto de base volverá a ser de capital importancia. Con Van Rossom con contrato, Vives en proceso de renovación y Diot descartado el club busca en el mercado un perfil de base titular. Con De Colo como listón máximo y una lista de opciones de primer nivel, donde se concentra el interés en nombres como el de Strelnieks, Colom o Heurtel. Una ecuación donde, en el punto de partida, vuelve a salir la interrogante de Sergi García.

El balear tiene contrato con el Valencia Basket hasta junio de 2021 y salió cedido en el tramo final de la temporada una vez que el equipo consiguió el objetivo de la Euroliga. Ese paso por Manresa ha cambiado el chip del jugador, tal y como afirmó a LAS PROVINCIAS: «Aún no sé qué es lo que va a ocurrir conmigo. Se está especulando mucho pero estoy más tranquilo que otras veces. La salida a Manresa me ha hecho reflexionar y tener las cosas más claras, lo que quiero es jugar. El verano es largo y seguro que se encontrará la mejor opción tanto para mí como para el club». Lo que queda claro a estas alturas del mercado es que la suya no será la primera operación que aborde el club. Con contrato en vigor, hay que mover antes algunas piezas. Sergi García está realizando todos los días un trabajo individual en L'Alqueria coordinado por Ángel Cepeda. «Se habla de plantilla larga pero al final lo importante es ver las opciones de jugar. Se tiene que buscar lo mejor para las dos partes», insistió.

Su perfil polivalente, puede jugar al uno y al dos, encaja tras la salida de Rafa Martínez pero en ese puesto la primera opción del Valencia Basket es cerrar el fichaje de Darío Brizuela procedente del Estudiantes. Otro escollo que no esconde el deseo del balear: «Lo que tengo claro es que fiché por el Valencia Basket porque soñaba con jugar, triunfar aquí y darlo todo por esta camiseta. Es verdad que no he tenido todas las posibilidades que me hubiesen gustado pero no hay nada que reprochar. Tengo que trabajar con la misma humildad y sacrificio y seguro que las cosas llegarán. No soy el que decide quién se queda y quién se va pero no me arrepiento de haber venido al Valencia Basket. Las decisiones que se tomaron se tomaron y fueron positivas. En un futuro todo se verá recompensado».

¿Se reencontrará con Rafa Martínez en Manresa? «O en otro sitio», responde antes de glosar la figura de la leyenda taronja: «Nos deja el máximo referente del club como jugador en los últimos años y dentro del vestuario duele bastante que un jugador que lo da todo, tanto dentro como fuera de la pista, deje el club donde ha dado el cien por cien de sus posibilidades. En el caso de Rafa Martínez no es que sea merecido un homenaje es que se queda corto porque se podrían hacer mil homenajes a su carrera que ha hecho en Valencia».