Rumbo fijado a la cuarta plaza

Anna Gómez celebra con rabia una canasta. / isaac ferrera
Anna Gómez celebra con rabia una canasta. / isaac ferrera

Las de Rubén Burgos evitan la sorpresa ante un correoso Sant Adriá y se encomiendan a su 'big three' formado por Pina, Tirera y Anna Gómez El Valencia Basket sigue vivo en su pulso con el Cadi La Seu por ser cabeza de serie

J. C. VILLENA

El Valencia Basket continua, a siete jornadas para que finalice la temporada regular de la Liga Dia, dependiendo de sí mismo para ser cabeza de serie en los cuartos de final del playoff. La contundente victoria del Cadi La Seu frente al Gipuzkoa (77-57) obligaba al equipo de Rubén Burgos a no fallar en la visita del penúltimo clasificado, el Sant Adriá. Las catalanas vendieron cara la derrota, llegaron a los minutos finales con opciones, pero la fuerza del 'big three' taronja (entre Pina, Tirera y Gómez sumaron 43 de los 72 puntos de su equipo) permitió cerrar una trabajada victoria. La base de Alfara volvió a pasarse la pantalla. Cuando la visitantes asustaron por última vez a los 3.000 fieles que volvieron a poblar las gradas de la Fonteta seis puntos consecutivos suyos dieron un respiro clave (68-58) que se remató con una defensa y un triple de Bettencourt, que cerró un nuevo triunfo de aliño (71-60).

Los primeros ocho minutos de partido transcurrieron con un intercambio constante de pequeños parciales. Así, tras un 3-0, 0-5, 6-0, 0-4 y 4-0 se llegó al 13-9. Las valencianas, de la mano de Tirera, lograron que la cadencia fuera favorable a un primer cuarto mucho más apretado en el marcador (17-14) que en la valoración, que reflejaba por entonces un 27-10. La defensa local, el Sant Adriá se quedó en ese primer acto en un 5 de 17 de tiros de campo, debía marcar la diferencia en el segundo pero las catalanas despertaron tras la canasta inicial de Tirera (19-14) y se pusieron por primera vez por delante gracias a un parcial de 1-7 que provocó el tiempo muerto de Burgos (20-21).

El paso al frente de Abalde permitió a las locales volver a tener la iniciativa (25-24) hasta llegar al momento que cambió el ritmo antes del descanso. La entrada de Cotano y Garí oxigenó el juego taronja. Entre las dos sumaron un +15 en la estadística del +/-. Dos asistencias de la alero de Oliva, que conectó con Abalde y Adams, permitió al Valencia Basket alcanzar una máxima renta (34-24 y parcial de 14-3 desde la remontada del Sant Adriá) que las catalanas rebajaron en un punto antes del inicio del tercer cuarto (37-28). Dando un nuevo aviso de que no se iban a rendir.

La segunda parte arrancó con un triple de María Pina que subió una máxima renta que se extendió hasta el 44-32. Un golpe de Anna Gómez en la muñeca izquierda, que silenció a la Fonteta, fue el preámbulo de un parcial de 3-10, cerrado con un triple de López, que metió de lleno en el partido al Sant Adriá en el último minuto del tercer cuarto (47-42). Pina, de nuevo con un triple, espantó los fantasmas del Obradoiro el sábado en el partido de la ACB y permitió a su equipo marcharse al último acto con un poco de respiro (50-44).

Keita comprimió el marcador tras la reanudación (50-46) y ese peligro real de las catalanas activó el toque de corneta de María Pina. Otro triple de la alero de Benetusser (53-46) volvió a iniciar un despegue taronja, secundado por los puntos de Adams y Garí, que parecía sentenciar el encuentro (61-51). Fue el momento en el que llegó el último estirón visitante, con un parcial de 2-7 que no fue a más porque a Parker le hizo la corbata un lanzamiento triple que hubiera puesto el 63-61 con tres minutos por disputarse. Afortunadamente, su lanzamiento no entró y propició el resurgir de Gómez para sentenciar el triunfo. El sábado, frente al Bembibre en la Fonteta, las taronja buscarán ampliar su balance.

 

Fotos

Vídeos