Valencia Basket: Rodilla reclama un voto de confianza para Ponsarnau

Jaume Ponsarnau, técnico del Valencia Basket. / efe
Jaume Ponsarnau, técnico del Valencia Basket. / efe

«La figura del técnico no puede ser cuestionada cada tres semanas», asegura el mito taronja

EFE VALENCIA.

Nacho Rodilla, exjugador de Valencia Basket, declaró en relación a la situación del club valenciano que no se puede permitir que la figura del entrenador «se cuestione cada dos o tres semanas» porque el equipo necesita continuidad y solo si no la encuentra se deberá tomar decisiones. El mito taronja añadió que el actual parón de la Liga ACB por las ventanas FIBA puede servir para «asentar una base más sólida y para que vuelva gente que ha estado lesionada».

Rodilla ve en la falta de regularidad el principal problema de Valencia Basket, que le ha alejado de los puestos más altos, pero también apuntó que «ha faltado un punto físico para estar en el máximo nivel, aunque hay calidad y cuando ésta ha aparecido, el equipo ha jugado bien». Para el que fuera campeón de la Copa del Rey y la Copa ULEB con el club, las soluciones pasan por una mejoría en defensa y «en tener situaciones claras para cuando fallen algunos jugadores» y para ello, la figura del entrenador es esencial.

«El técnico debe intentar alargar lo máximo posible todas las cosas que se han hecho bien», afirmó. En cuanto al primer objetivo importante de la temporada, Rodilla es optimista y ve al equipo en la Copa del Rey porque a partir de ahora «va a ganar y a conseguir victorias», aunque matizó que «lo que falta ver es si el nivel de juego ofrecido va a permitir al equipo estar arriba».

En cuanto al rendimiento de los bases de Valencia Basket, Nacho Rodilla reconoció que Sam Van Rossom «está rindiendo a un nivel alto» y que es un jugador que «si el físico le respeta, sabes muy bien lo que te va a dar». Sobre Guillem Vives indicó que le ha faltado regularidad, aunque cree que encontrará su nivel, ya que ha reconocido que se siente mejor físicamente. Del lesionado de larga duración Antoine Diot, indicó que es un elemento fundamental «si alcanza su juego porque tiene una gran capacidad y un gran físico» aunque no se podrá exigir el máximo nivel el día que reaparezca. Respecto a Sergi García, Rodilla comentó que «cuando ha estado ha cumplido, pero no es fácil encontrar minutos para todos y menos en una posición donde tiene competencia».

Duro choque en la Liga Dia

Mientras, Rubén Burgos, entrenador del Valencia Basket, aseguró antes de recibir mañana al Nissan Al-Qàzeres Extremadura tras haber empezado la liga con tres derrotas y haber logrado ahora cuatro victorias seguidas, que no tienen en mente las rachas sino el trabajo de cada día.

«Es un partido exigente, no tenemos en la cabeza las rachas, tenemos el día a día, semana a semana y ahora mismo estamos centrados en Al-Qázeres», explicó.

 

Fotos

Vídeos