El reto de la Fonteta llena

Anna Gómez, María Pina y Tamara Abalde fueron claves en el triunfo de Gernika. / damián torres
Anna Gómez, María Pina y Tamara Abalde fueron claves en el triunfo de Gernika. / damián torres

Anna Gómez, María Pina y Tamara Abalde lideraron el triunfo en tierras vascas y lanzan el reto a la masa social del club para poner el 0-2 El vestuario taronja hace un llamamiento a la afición

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

Anna Gómez, María Pina y Tamara Abalde lideraron el asalto del Valencia Basket en la pista del Gernika el pasado miércoles, para poner el 0-1 en los cuartos de final de la Liga Dia. Nada es casual en esta vida. Las tres veteranas del vestuario de Rubén Burgos dieron el primer paso al frente para mandar un aviso serio; las taronja no afrontan el playoff como una palmada en la espalda sino con el cuchillo entre los dientes. «Antes de viajar a Gernika había escuchado mucho que el playoff era un premio para el equipo y entendiendo lo que se quiere decir con eso la realidad es que lo afrontamos como un reto. Así lo demostramos en el primer partido», resume Anna Gómez a LAS PROVINCIAS antes de afrontar el segundo episodio de la serie.

La base de Alfara tiene muy claro lo que desea ver en las gradas cuando sea presentada en megafonía: «Creo que nos merecemos un lleno en la Fonteta, no sólo por traer la serie a Valencia con 0-1 sino por el esfuerzo que se ha realizado durante toda la temporada. La afición es clave para nosotras y serán muy importantes para intentar cerrar la eliminatoria y evitar el tercer partido». El calendario ha querido que la Fonteta viva dos días de baloncesto de máximo nivel, con una clasificación histórica para semifinales de la Liga Femenina y la opción del cuarto título europeo masculino. «Valencia estaba deseando este momento, el de disfrutar a la vez del mejor baloncesto masculino y femenino. Ahora hay dos partidos seguidos en casa que son muy importantes y creo que es un buen aliciente. Podemos cerrar una semana inolvidable para el club», resume la valenciana.

Tamara Abalde tampoco pone cara de quererse ir de vacaciones en cuatro días: «Afrontamos el playoff como la Copa del Reina, sin pensar que es un premio sino una competición donde queremos ganar partidos. En Vitoria se nos escapó en los últimos segundos y en Gernika logramos traernos el triunfo. Ahora tenemos que rematar. No nos ponemos límites». La gallega también tiene muy claro que hoy se merecen la mejor entrada de la temporada «pero no sólo por nosotras sino también por la propia Fonteta, después del apoyo que nos han dado durante toda la temporada disfrutar de un ambientazo contra un gran rival en un playoff sería algo increíble. Ojalá que el lunes (por mañana) por la noche todo acabe con nosotras en semifinales de la Liga Dia y los chicos como campeones de la Eurocup».

«Creo que la clave del primer partido es que nadie dentro de la plantilla se tomó el inicio del playoff como un premio a la temporada sino que demostramos que queremos competir y llegar hasta donde nos deje nuestro baloncesto», interviene María Pina que tiene claro que la obsesión sana del vestuario es que la eliminatoria ya no salga de los límites de la Comunitat: «Estamos muy concentradas y mentalizadas para intentar cerrar en casa la serie».

Con respecto a la forma en la que el equipo ha afrontado las eliminatorias por el título, la alero de Benetusser tiene claro que no es la de un recién ascendido al uso: «No he detectado en todo el año que nadie en el vestuario no estuviera donde tiene que estar. Eso es muy importante. Cuando hemos tenido que tirar de veteranía, echando alguna bronca o algún empujón, lo hemos hecho». Pina se une al llamamiento de una Fonteta llena «porque no tengo ninguna duda de que el ambiente va a ser una fiesta pero no por haber ganado en Gernika sino que estaba convencida incluso de haber vuelto con una derrota. Necesitamos que el público esté con nosotras y ojalá que el mensaje de todos sea el de intentar llenar la Fonteta». Con respecto a la opción de disputar competiciones europeas la próxima temporada, un listón altísimo que se abriría si rematan hoy la eliminatoria, se mostró cristalina: «Estoy planificando el verano para descansar porque estoy convencida de que el año que viene vamos a jugar la Eurocup con el Valencia Basket. Es un pálpito. Es una competición muy difícil que yo jugué con el Gernika y que te obliga a un esfuerzo de entrenamientos y viajes. Sería como un paso más». Anna Gómez brindará hoy a la afición el Trofeo al Esfuerzo y Pina le dio un toque de buen humor: «Pedí recuento porque creo que votó toda Alfara».