Remontada al son de Anna Gómez y María Pina

Las jugadoras del Valencia Basket posan con la afición taronja desplazada a Zaragoza. / lp
Las jugadoras del Valencia Basket posan con la afición taronja desplazada a Zaragoza. / lp

El Valencia Basket depende de sí mismo para ser cuarto | Las taronja remontan en Zaragoza con una gran segunda parte basada en la defensa y brindan un triunfo al centenar de seguidores desplazados

J. C. VILLENA

El Valencia Basket sigue escribiendo esta temporada una bonita historia dentro del complicado panorama del baloncesto femenino español en cuanto a seguimiento y visibilidad. A la gran entrada que suele presentar la Fonteta en cada partido, con una media de 3.000 espectadores, ayer un centenar de seguidores taronja, en un autobús y coches particulares, madrugaron un domingo para presenciar el partido en Zaragoza ante el Mann Filter. Algo no común en la Liga Dia y que, por tanto, merece ser destacado. Ese esfuerzo fue premiado con una sufrida victoria, más de lo que refleja el resultado, que llegó tras una remontada en la segunda parte basada en la defensa.

La realidad del conjunto valenciano a ocho jornadas de que termine la Liga Regular es que depende de sí mismo para ser cuarto, puesto que el Cadi La Seu perdió ayer en Girona, tiene sólo una victoria de ventaja y visitará la Fonteta el próximo 10 de marzo en un partido que apunta a decisivo. En la primera vuelta, vencieron las catalanas por 72-63. Un average a remontar.

En un triunfo coral, como suele ser habitual en el equipo de Rubén Burgos, es de recibo poner el pause para hablar de Anna Gómez y María Pina. La temporada de las dos jugadoras está siendo excepcional. Son el pulmón y el corazón del Valencia Basket. La base de Alfara volvió a acumular 33 minutos en pista, con Lizarazu lesionada y sin fichaje ese es su rol este año, para acabar como máxima anotadora, valorada y con un 18 en el ratio del +/- con ella en pista. La alero de Benetusser siempre aparece en los partidos cuando más calienta el sol. Sus 16 puntos y 9 rebotes certificaron que es un seguro de vida.

El 10-15 inicial parecía indicar una matinal tranquila pero un triple de la valenciana Vega Gimeno, que oposita a medio plazo a engrosar la lista de jugadoras de la tierra en el proyecto de la Fonteta, fue el despertar del Mann Filter. Un rotundo parcial de 27-15, con Flores y Dornstauder al mando, pusieron por delante a las aragonesas (37-30). Las taronja recortaron al final del primer tiempo (37-32) pero el Casablanca volvió a dar otro estirón en el arranque del segundo tiempo, hasta poner una máxima renta para las locales (45-36). Ahí comenzó el despegue de las de Burgos.

Desde la defensa, uno de los rasgos del ADN de las valencianas, se cimentó un contundente parcial de 8-24 (53-60) que se llevó por delante el partido. Todo se inició con el 2-11 con el que terminó el tercer cuarto (47-47) para alegría del centenar de aficionados taronjas que se hicieron notar en el Eduardo Lastrada. Un triple de Gimeno (56-60) fue contestado por dos consecutivos de Davis y Adams que finiquitaro el triunfo.

 

Fotos

Vídeos