Reencuentro con Vidorreta

Juan Maroto, Jaume Ponsarnau y Txus Vidorreta posan con la Supercopa de 2017. / efe/ ángel medina
Juan Maroto, Jaume Ponsarnau y Txus Vidorreta posan con la Supercopa de 2017. / efe/ ángel medina

El Valencia Basket, contra el técnico que ocupó el banquillo taronja el curso pasado

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENALa Laguna

Cuando la ACB publicó el calendario completo de la presente temporada, el sábado 17 de noviembre fue uno de los días que se subrayó en rojo puesto que iba a ser el momento en el que el Valencia Basket se reencontrara con Txus Vidorreta. Lo que muy poca gente podía imaginar entonces es que a la cita entre valencianos y tinerfeños el Iberostar iba a llegar por encima en la clasificación. En el ecuador de la lucha por la Copa del Rey, la marca que deja la primera vuelta, los taronja viajaron ayer a San Cristobal de La Laguna con un balance de 4-4 y con el deseo de prolongar su dulce semana en la Fonteta, con victorias frente al Manresa y el Turk Telekom, lejos de casa. De visitante, en el arranque, es donde se le está agriando el rostro a los valencianos. Tenerife es una buena prueba para intentar cambiar de sabor de boca.

La hemeroteca, siempre caprichosa, hoy volverá a recordar que el Valencia Basket nunca ha perdido en tierras tinerfeñas frente al club que comenzó su andadura en la ACB con el nombre de Cajacanarias, 8-0 de balance en la isla, y que la racha se extiende a 14 partidos seguidos ganados contra el actual Iberostar contando los de la Fonteta. Como le gustaba recordar a Pedro Martínez (ayer el Baskonia prescindió de sus servicios y Perasovic tomará el relevo), lo único que refleja esa estadística es que la derrota cada vez está más cercana. Mejor no fiarse de las cifras cuando los hombres de Ponsarnau siguen buscando una regularidad en su juego. El de Tàrrega reconoció que el conocimiento mutuo entre los dos entrenadores no debe ser determinante: «Sabemos cómo piensa Txus pero no sabemos lo que hará. Su repertorio táctico es tan amplio que puede hacer cualquier cosa. De lo que se trata es de encontrar nuestro juego, tenemos que estar más centrados en nuestro juego». En las horas previas al encuentro Vidorreta ha optado por el perfil bajo y el talante, sabedor de que cualquier frase sobre su pasado reciente en la Fonteta se iba a interpretar con lupa. Sus únicas declaraciones en la previa fueron a los canales oficiales del conjunto canario. Esta tarde se reencontrará con los que fueron sus jefes y decidieron no renovar su contrato al no clasificar al Valencia Basket para la Euroliga y considerar que no mejoró el rendimiento de la plantilla.

El conjunto taronja llega tras dos partidos donde ha comenzado a reconocerse el sello que quiere el técnico catalán para su equipo, con un ataque dinámico. En ese aspecto, el Iberostar juega con ventaja puesto que ya es totalmente reconocible la mano de Vidorreta en un equipo que conoce bien y donde se mantienen jugadores clave de su última etapa (San Miguel, Abromaitis y Beirán). Con Iverson y McFadden como jugadores más destacados, el conjunto aurinegro no engaña a nadie en su propuesta ofensiva; es el equipo de la ACB que más triples tira, más triples mete y que tiene un mejor porcentaje en esa distancia. Un equipo bombardero.

El Valencia Basket completó ayer un desplazamiento con doce jugadores profesionales, un hito tras más de un año natural lastrado por las lesiones, aunque la participación de Guillem Vives no se podrá calibrar hasta el calentamiento, después de perderse el partido ante el Turk Telekom por molestias en la espalda. Tras reaparecer en la Eurocup, Rafa Martínez tendrá sus primeros minutos de la temporada en la Liga Endesa si se cumple el guión. El 'mojo' de la salsa lo pondrá Txus.

 

Fotos

Vídeos