La recuperación de Diot determinará la decisión con Sergi García

Sergi García inicia una entrada a canasta ante el Fenerbahce. / efe
Sergi García inicia una entrada a canasta ante el Fenerbahce. / efe

El mallorquín se reúne con Ponsarnau y sabe que su futuro no quedará claro hasta conocer el estado físico del base francés

J. C. VILLENA

valencia. Con el fichaje de Mike Tobey, el Valencia Basket tiene diez fichas profesionales confirmadas para la próxima temporada aunque dos de ellas, Rafa Martínez y Antoine Diot, parten con el asterisco puesto de sus respectivas recuperaciones. Un condicionante que va a ser importante en la resolución de la plantilla taronja en lo que resta del verano. El plan en curso proyecta una plantilla larga, de trece o catorce jugadores, contando con la baza de los tres jugadores que actualmente tienen ficha con el filial: Puerto, Hlinason y Sergi García. Con los tres está abierta la posibilidad de una cesión pero, en el caso de los dos exteriores, el estado físico de los dos lesionados será clave.

Una de las decisiones más importantes por acometer es el futuro del base mallorquín. Diot comenzó sus vacaciones de verano después de aumentar las cargas de trabajo para demostrar, en sesiones supervisadas por el preparador físico Pedro Cotolí, que tendrá la rodilla operativa a mediados de agosto, cuando comience la temporada. Así lo manifestó el francés en el inicio de la campaña de abonados del club: «Estoy en buena forma, si todo sigue así estaré al cien por cien. Espero estar para empezar la pretemporada. Estoy haciendo sesiones de 45 minutos y creo que puedo estar preparado para la pretemporada como el resto». El director deportivo del club, Chechu Mulero, apeló ayer a la prudencia en una entrevista en este periódico: «Tengo que verlo. Cuando lo vea opinaré. Después de tanto tiempo con el jugador lesionado tengo la esperanza de que se así pero si la pregunta es si estoy convencido al cien por cien la respuesta es que no».

Esa duda con el estado del francés cuando comience la pretemporada retrasará la decisión final con Sergi García. Así se lo comunicó Jaume Ponsarnau al base, con el que tuvo la oportunidad de trabajar una semana con la selección U22. El mallorquín dejó claro antes de iniciar sus vacaciones, una vez terminado su periplo con el combinado nacional, que la próxima temporada quiere tener más minutos, ya sea en Valencia o lejos de la Fonteta: «No creo que haya tenido todas las oportunidades que he merecido. Mi intención sigue siendo jugar en el Valencia Basket pero aún pueden pasar muchas cosas. Estoy tranquilo, tengo contrato y es verdad que en mi posición hay muchos jugadores. Lo más importante es que pueda jugar y crecer. Una cesión no sería mala porque lo más importante es crecer y cuando pueda estar aquí, hacerlo a tope».