«Queremos fichar un base con desequilibrio y que tenga capacidad de sacar ventajas»

Segunda temporada. Ponsarnau afrontará en el banquillo el curso más exigente de partidos. / ACBPHPOTO / E. cobos
Segunda temporada. Ponsarnau afrontará en el banquillo el curso más exigente de partidos. / ACBPHPOTO / E. cobos

Jaume Ponsarnau da por perdido a Will Thomas y las claves en la búsqueda de un pívot: «Tenemos que sumar un jugador que potencie el físico»

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

Jaume Ponsarnau atiende la llamada de LAS PROVINCIAS desde su Tàrrega natal. Con un ojo en la familia en el pequeño paréntesis vacional y otro en la planificación deportiva que el Valencia Basket, con Chechu Mulero a la cabeza, sigue realizando en los despachos de la Fonteta.

-¿Es una ilusión especial ser el entrenador del equipo en la temporada con más partidos, y por tanto más exigente, de la historia?

-Sí, ilusiona el reto y la responsabilidad. No hay una metodología donde mirar porque es un volumen de partidos que nunca ha jugado el equipo y lo que tenemos que buscar es un modelo que nos lleve a tener el mejor nivel competitivo, no sólo en las fases regulares sino cuando llegue la Copa, el playoff de la ACB y a ver donde llegamos en la Euroliga.

LAS CLAVES «Tenemos que mejorar nuestro juego en carrera y en defensa siendo una plantilla más larga y sana» «Era el jugador con más talento pero sus lesiones hicieron que acabáramos decepcionados» «Con él sumaríamos un gran tirador, dar más espacios por dentro y tiene experiencia en la Euroliga» «Es un jugador con mucho futuro, para valorar su potencialidad para poder ayudar a crecer al equipo»

-Usted es de los entrenadores a los que les gusta realizar rotaciones de diez jugadores. ¿Cómo se gestiona una plantilla de catorce?

-El reto con esto no es tener catorce jugadores sino un equipo de catorce jugadores. No es lo mismo. Ahí es donde vamos a intentar convencer a todos porque los clubes de Euroliga tienen rosters largos pero luego no son equipos largos. El planteamiento será tener el equipo más largo posible para dar el nivel físico el máximo de partidos.

-¿Habrán jugadores con un rol eminentemente ACB?

-No. La Euroliga tiene un ritmo de partidos diferente a la ACB. No va a ser como en la Eurocup que los calendarios tenían simetría. En la Euroliga hay muchas semanas con dos partidos que se convertirán en tres con el de la Liga Endes pero es verdad que a nivel competitivo hay jugadores que tienen más punch en Euroliga y otros que tienen más respeto o experiencia en ACB. Eso sí que lo tendremos en cuenta.

-La primera operación ha sido la renovación de Vives. ¿Es clave en el proyecto del próximo curso?

-Guillem Vives era un jugador que hace dos años estaba cojo, limitado físicamente por su lesión en el tobillo. Por querer ayudar al equipo lo que hacía era no curarse. Esta última temporada, gracias a su trabajo y al de los servicios médicos, ha ido recuperándose totalmente de la lesión y mejorando físicamente. Es un jugador con capacidad para seguir creciendo y con una cabeza que es la que nos gusta a los entrenadores. Entiende lo que quieres y te ayuda a llegar donde no llegas. Tener a un jugador como él es un lujo.

-Es el caso físico opuesto al de Diot. ¿Han terminado decepcionados?

-Estamos hablando del jugador con más talento que teníamos pero que venía de un año en blanco por una lesión que no se acababa de curar. Cuando lo hizo todos teníamos la ilusión de que sería ese punto diferencial pero aparecieron mútiples problemas de pequeñas lesiones que hicieron que todos acabáramos decepcionados, él el primero. Lo que hay que destacar es que ha sido trascendental en las últimas tres banderas colgadas en la Fonteta.

-De Colo, Sergio Rodríguez, Strelnieks, Colom... perfiles variados pero grandes jugadores. ¿Qué buscan en ese movimiento?

-Queremos fichar a un base con desequilibrio y que tenga capacidad de sacar ventajas. Esa es la cararterística más importante que buscamos en él porque los jugadores que tenemos en la plantilla en el exterior no hemos tenido ese perfil de jugador que genere sacando ventajas. En finales de partido apretados tienes que jugar más directo y tener un jugador que tenga la capacidad de sacar ventajas.

-¿Se ha arrepentido de la decisión de dejar a Rafa Martínez fuera de la final de la Eurocup?

-No. Tuvimos que valorar los argumentos deportivos y creo que la decisión fue correcta a pesar de que fue muy difícil que tomar.

-¿Qué sumaría el equipo con el fichaje de Motum?

-Con Motum sumaríamos un gran tirador y dar más espacio al juego de pick and roll. Una de las cosas que tenemos clarísimo que hay que mejorar la próxima temporada es nuestro juego de pick and roll. Tenemos que ser más productivos ahí porque no podremos serlo tanto en el juego de poste bajo. Para ello, tener un jugador que nos garantice más espacios por dentro será importante y además es un jugador con experiencia en la Euroliga.

-Habla de perder poste bajo. Una forma de reconcer la marcha de Will Thomas. ¿El reemplazo que le buscan es físico?

-Es nuestra prioridad porque si no podemos contar con Will Thomas tenemos que sumar un jugador que potencie el físico. A nivel atlético o de fuerza, de la forma que sea.

-¿Firmaría el cambio de Brizuela tras la marcha de Rafa Martínez?

-Brizuela es un jugador que ha tenido un impacto en la ACB enorme a nivel ofensivo, con mucho futuro, es un buen chaval porque he tenido la suerte de trabajar con él en la selección y es un jugador que saca ventajas con su explosividad. Es un jugador para valorar su potencialidad para ayudar a crecer al equipo en las siguientes temporadas.

-¿Qué va a pasar con Doornekamp?

-Si tenemos que hacer un movimiento es para mejorar el físico porque para renunciar al nivel de solidez que nos da Doornekamp sólo puede ser por eso. La decisión es complicada porque nos da un nivel de profesionalidad que cuesta mucho de renunciar.

-¿En qué aspectos del juego tiene que mejorar su equipo?

-Ofensivamente estamos bastante satisfechos de cómo hemos jugado pero sabemos que tenemos que mejorar nuestro juego de carrera. Donde tenemos que mejorar más es en defensa. Los datos que hemos obtenido en defensa han sido puntualmente buenos pero no consistentes. Teniendo un equipo más largo y sano tenemos que comenzar a defender más arriba.

-¿Condiciona el Mundial a la pretemporada?

-Hay una lección que aprendimos en 2017, donde hubo un Eurobasket, que fue que el equipo quedó muy lastrado por la falta de jugadores y eso nos afectó a la construcción del físico del equipo y a la salud. Los que vinieron llegaron tocados y a los que no fueron los exprimimos demasiado con partidos y minutos. Vamos a ser muy racionales y si tenemos pocos jugadores no hay que forzarlos. Jugarán lo que sirva para mejorar independientemente del resultado del amistoso.