Baloncesto | Valencia Basket

Prueba exigente en el Congost

Abalde inicia un ataque ante Toolson en el partido de la primera vuelta. / acbphoto/ miguel ángel polo
Abalde inicia un ataque ante Toolson en el partido de la primera vuelta. / acbphoto/ miguel ángel polo

El Valencia Basket quiere defender la cuarta plaza en la visita al BAXI Manresa | El partido será especial para Ponsarnau y Rafa Martínez, que dentro de un mes cumple 37 años y que se emocionó con el último recibimiento

JUAN CARLOS VILLENA

El Nou Congost de Manresa pone a prueba el excelente estado de forma del Valencia Basket de Jaume Ponsarnau. Será, sin duda, un cita muy especial para el técnico de Tàrrega y para Rafa Martínez. Los dos vuelven a casa y en el caso del escolta de Sampedor nunca se sabe si es la última vez que lo hace con la camiseta taronja. Un sentimiento que no es negativo. Al revés, le da suerte. Hace dos temporadas, el capitán se emocionó con la ovación del Congost al no saber si habría alguna más. A un mes de cumplir los 37 años, Martínez regresa al pabellón que le vio crecer y rodeado de su familia. Sin duda, la mejor postal para el hombre que sigue batiendo todas las marcas dentro del Valencia Basket.

El partido en Manresa es mucho más importante para los de la Fonteta que alargar la racha de 16 triunfos en los últimos 17 partidos. La victoria ayer del Iberostar en Tenerife ante el líder Barça Lassa obliga a los taronja a no bajar el pistón si no quieren perder la cuarta plaza que conquistaron la pasada semana. Así de exigente está la Liga Endesa a una semana de que arranque la Copa del Rey. Teniendo en cuenta que esta tarde se enfrentan el Unicaja y el Real Madrid, ganar significará apretar por arriba a los de Laso o sacar dos partidos a los de Casimiro. Un 'win win'.

Los valencianos viajaron ayer a primera hora, el parte metereológico aconsejaba prudencia, para tener dos entrenamientos en el pabellón manresano. Otro dato que indica la importancia de la cita y la ausencia de dudas en la convocatoria. Diot, que sigue recuperándose de su rotura de fibras, y Labeyrie, que no volverá con el equipo hasta que supere su cuadro de mareos y vértigos, dejan la rotación en doce donde Sergi García ya sabe que se quedará en la plantilla hasta final de temporada. Teniendo claro, eso sí, que seguirá siendo el descarte técnico más habitual en cuanto se tengan que hacer rotaciones.

El Manresa no recibía al Valencia Basket en puestos de playoff desde hace 21 años. Ese rotundo dato explica la maravillosa temporada que está firmando el conjunto de Penyarroya. A buen seguro que los dos equipos firmarían terminar el curso de la misma forma que hace algo más de dos décadas puesto que el entonces Pamesa ganó la Copa en Valladolid y el TDK Manresa, de Casimiro, la ACB al TAU Vitoria de Scariolo. El dato curioso a estas alturas es que los del Bages llevan un mejor balance fuera de casa (7-3) que en casa (3-5). El conjunto catalán ha sufrido muchos cambios desde el partido de la primera vuelta, que terminó con victoria del Valencia Basket (89-76) con 21 puntos y 33 de valoración de Dubljevic. Sahko está lesionado y Renfroe, Doellman y Dragovic, esta misma semana, salieron del equipo. Para suplirlos han llegado Fisher, Sima, Zubcic y Murphy.