Prueba de carácter ante un animal herido

Abalde, que regresa tras su operación en un dedo de la mano, inicia un ataque ante Llull. / acbphoto / M. A. POlo
Abalde, que regresa tras su operación en un dedo de la mano, inicia un ataque ante Llull. / acbphoto / M. A. POlo

El Real Madrid recibe al Valencia Basket en un clima enrarecido

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket rinde visita, en el partido aplazado por la Final Four, a un Real Madrid herido por la eliminación en la semifinal de la Euroliga a manos del CSKA de De Colo. El ambiente enrarecido en la casa blanca, tras el raje de Felipe Reyes a Pablo Laso en Onda Madrid reclamando una conversación con el técnico tras su poca participación y la posterior rectificación del capitán en sus redes sociales, es una arma de doble filo para un partido donde los valencianos no se juegan ningún objetivo deportivo y los madrileños seguir dependiendo de sí mismos para acabar líderes de la Liga Regular. El animal herido ya dejó claro en el intrascendente (y absurdo) partido por el tercer puesto de la Final Four que quería pasar página muy pronto tras la herida moscovita. El Real Madrid se llevó la tercera plaza de la Euroliga al estar mucho más intenso que el Fenerbahçe en el Buesa Arena y a buen seguro que querrán repetir hoy esa imagen.

La preocupación en el Valencia Basket a nueve días de que arranque el playoff de la Liga Endesa está en la enfermería. Ayer, Ponsarnau comenzó a asumir que es muy complicado que Matt Thomas esté disponible para el cruce ante el Unicaja: «Su trabajo está ahora muy lejos de la pista, los plazos los marcan los médicos. Está difícil, eso sí que es algo que vemos». La buena noticia es el regreso de Abalde tras su operación en un dedo de la mano, acortando una semana el tiempo estimado de recuperación. Para dar de alta al gallego, los valencianos dieron de baja ayer en la Liga a Matt Thomas. Tobey será baja ante el Real Madrid, y seria duda para recibir el domingo al Baskonia, al sufrir el sábado una subluxación en el hombro izquierdo. Con Labeyrie como duda al volver a sufrir un episodio de mareos del que ya es reincidente esta temporada, el juego interior taronja saltará al parquet cogido con alfileres. Pavelka se desplazó con el equipo para completar la plantilla en el caso de que el francés sea finalmente baja. En ningún caso se arriesgará, teniendo en cuenta que el verdadero objetivo en la Liga Endesa para el Valencia Basket arrancará en menos de diez días.

El partido, por todo lo señalado, es una prueba de carácter para un equipo que llega en su mejor inercia. Con siete victorias consecutivas en la ACB, los de la Fonteta defenderán la segunda mejor racha de la competición (sólo por detrás de las ocho seguidas que tienen abiertas el Real Madrid y el Baskonia) en una pista donde ha ganado en tres de sus últimas ocho visitas. El dato es muy ponderable teniendo en cuenta que el balance global es de 29-8 favorable a los blancos. Un ratio, el de las últimas temporadas, que confirma el crecimiento competitivo de los taronja.

Labeyrie es duda por un episodio de mareos y Pavelka vuelve a viajar con el primer equipo

Sobre el parquet del WiZinc Center estarán cuatro jugadores del Top 10 de valoración de la Liga. Dubljevic encabeza la tabla con una media de 16,7 por partido y tendrá que multiplicarse con la baja de Tobey. El envite enfrenta al mejor ataque, los de Laso promedian 89 puntos por partido, con la tercera mejor defensa, los de Ponsarnau encajan 78,4. En la primera vuelta ganaron los madrileños 70-88.