El primer batallón abre paso en Berlín

Ferran López, Toni Cano, Rafa Lleó y Aída Lleó, ayer antes de embarcar en el aeropuerto de Manises./ jesús signes
Ferran López, Toni Cano, Rafa Lleó y Aída Lleó, ayer antes de embarcar en el aeropuerto de Manises. / jesús signes

Varios aficionados inician el asalto a la espera del viaje de hoy

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

El asalto ha comenzado. De ello se encargaron ayer los 100 aficionados que se desplazaron a Berlín junto a la expedición del Valencia Basket y los hinchas que lo hicieron por su cuenta. Toni Cano, su sobrino Ferran López y los hermanos Rafa y Aída Lleó no pasaron desapercibidos en el aeropuerto de Manises, donde tomaron el vuelo regular de las 19:20 horas hacia la capital alemana. Fácil identificarlos. Su indumentaria no engaña. Lucían el mismo color naranja que ya se abre paso en las calles germanas.

«Vamos a dar color taronja a Berlín. Vamos a hacernos notar. Se va a notar la pasión que hay por el baloncesto en Valencia», afirma Toni Cano justo antes de embarcar. Lleva 20 años como abonado y está convencido de que el club va a conquistar esta noche su cuarto título continental: «Le había prometido a mi sobrino que iríamos a una final europea juntos. Hemos cogido entradas detrás del banquillo del Valencia Basket, en la fila 3, para dar un poco de ambiente y que noten nuestro aliento detrás de ellos».

Su pupilo, Ferran López, tiene 18 años. «Estoy muy ilusionado. Ellos juegan en casa, pero si el Valencia Basket vuelve a competir yo creo que se puede. La clave estará bajo el aro. Hay que luchar siempre por el rebote y que no tiren de tres ellos», alerta el joven. Se trata de un desplazamiento simbólico para Toni: «Es un año especial, porque voy a ser padre. Ya se me van cortando las alas y tenía muchas ganas de disfrutar una final con mi sobrino y viajar por Europa. Mi niña va a nacer dentro de dos meses. Le haré el abono en cuanto haya libres».

Llevan las mochilas cargadas de ilusión. «Hemos cogido banderas, bufandas y ropa de abrigo. Hará seis grados de máxima», señala Toni, quien sonríe al coincidir con otros dos hinchas del Valencia Basket. Rafa y Aída Lleó forman parte de la Penya Carabassa. «Vamos con mucho optimismo. Hemos golpeado primero. En su casa siempre es más complicado, pero viajamos muchísimos aficionados», destaca la seguidora.

Rafa, a quien no le falta una peluca naranja en la mochila, sabe que el pabellón del Alba Berlín será una caldera. «He visto que prácticamente no quedan entradas. Habrá un llenazo. Lo principal es empezar bien el partido y que vean que no nos van a ganar fácil», afirma el fiel aficionado: «Tenemos el abono desde hace 12 años. Montamos una peña los amigos y aquí seguimos». Hoy se unirán los 700 hinchas que viajarán en dos vuelos organizados por el club. La conquista está en marcha.

Así es la zona para la afición del Valencia Basket